Celebran misa de cuerpo presente de Óscar Vian con desborde de feligreses

Con gran solemnidad, entre aplausos y miradas de tristeza, fueron recibidos los restos de Monseñor Oscar Julio Vian Morales en Catedral Metropolitana para celebrar una misa de cuerpo presente.

Por Esvin Lopez

Ante las miradas de tristeza y desconsuelo de cientos de fieles católicos, se realizó un recorrido procesional con los restos del Arzobispo Metropolitano Oscar Julio Vian Morales del Templo Nuestra Señora de los Remedios, El Calvario, hacia la Catedral Metropolitana.

El frontispicio del máximo templo de la iglesia católica lució totalmente abarrotado por la grey católica que se dio cita para ir a esperar el cuerpo de monseñor. Al llegar el féretro, fue recibido con aplausos y con cánticos sentidos como "El Señor es mi Pastor".

La Santa Eucaristía fue presidida por Monseñor Raúl Martínez Paredes, Obispo Auxiliar y Vicario General de Arquidiócesis de Santiago de Guatemala Ordenación Episcopal.

Homilia de Resurrección

Martínez Paredes inició su homilia indicando que Oscar Vian Morales insistió en varias oportunidades en que "no olvidáramos que la Cuaresma era el camino hacia la Pascua", mientras estuvo recluido en el hospital, aún en su lecho de muerte el prelado insistió en ello, aseguró el celebrante de la Santa Misa.

Luego se refirió a la primera lectura, sacada del libro de Génesis, capítulo 22, donde explicó dicha cita la cual trata sobre el llamado que recibió Abraham mostrando que estuvo dispuesto a sacrificar al hijo amado Isaac, tal como se lo pidió Dios.

Vian insistía en la preparación de la Pascua

Después, el Obispo auxiliar se refirió al tema de la resurrección, lo cual tuvo referencia en el Evangelio obtenido de San Marcos que habla sobre el misterio de la transfiguración.

Entonces vino una nube que les hizo sombra, y desde la nube una voz que decía: Este es mi Hijo Amado; a él oíd".

Asimismo, recordó algunas de las insistencias que tuvo Vian Morales en cuanto al servicio y al prójimo.

Una de las cosas que marcó al Arzobispo, desde el primer día en que vino aquí, era que siempre nos decía: "no olviden la importancia del servicio y que están todos ustedes para ayudarme para hacer y servir bien, lo recalcó varias veces".

La preparación de la Pascua, con la Cuaresma, también fue un tema en el que el Arzobispo siempre insistió a los pastores de la iglesia, ya que decía que se tenía que preparar muy bien el camino para celebrar las Pascuas de Resurrección, indicó Martínez.

La Eucaristía

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo