PGN no incluyó una reparación económica en anulación de contrato de TCQ

Aunque la Sala Quinto del Tribunal de lo Contencioso Administrativo declaró nulo el contrato de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) con la Empresa Portuaria Quetzal, la Procuraduría General de la Nación (PGN) no solicitó una reparación económica por daños y perjuicios al Estado.

Por Joel Maldonado

Anabella Morfin, procuradora general, informó que no especificó un monto porque la PGN no es experta en determinar el daño, por lo que se le pidió a la Corte que hiciera la condena en costas que deviene de la misma nulidad y es la consecuencia lógica de la anulación absoluta, por lo que se solicitó que el monto fuera definiera por expertos cuando la sentencia quede en firme.

Sin embargo, durante el acuerdo de negociación entre Guatemala y APM Terminals, nueva propietaria de TCQ, aceptó pagar US$32.7 millones al Estado como reparación civil. A lo que Morfin indicó que dicho monto fue una estimación de los sobornos que pagó Terminal de Contenedores de Barcelona al expresidente Otto Pérez y la exvicemandataria Roxana Baldetti.

El Tribunal decide que ellos no tienen competencia para conocer los daños y perjuicios, lo cual es absurdo desde que se declara la nulidad absoluta del contrato, por lo que estamos planteando es una aclaración y ampliación, si es necesario nos iremos a casación. Es algo que era lógico como consecuencia de la nulidad”, explicó la procuradora.

Morfin agregó que existe el riesgo de que APM Terminals presente una demanda internacional en caso de quedar firme la nulidad.

En la propuesta que planteó la PGN con acuerdo a la nueva propietaria a finales de 2016 era una concesión directa aprobada por el Congreso por 21 años y que al finalizar dicho plazo las máquinas pasaran a favor del Estado.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo