El llamado de Amnistía Internacional para evitar la violencia en Honduras

El mensaje de la organización resalta en medio de un proceso electoral marcado por las denuncias de fraude, por las protestas y por un toque de queda que ya ha dejado al menos un muerto.

Por Carlos Alfredo Ordoñez
Foto: AFP
El llamado de Amnistía Internacional para evitar la violencia en Honduras

Más de una semana después de que se llevaran a cabo las elecciones presidenciales en Honduras, aún no se conoce el ganador. La nación centroamericana se tambalea entre la incertidumbre y la violencia en las calles, donde cientos de miles de personas protestan por lo que consideran un fraude electoral.

Lee también: El Papa envía un mensaje a Honduras en medio de crisis política

Juan Orlando Hernández y Salvador Nasralla se disputan el puesto. Honduras tiene dos autoproclamados presidentes electos, pero ninguno en funciones. Desde la semana pasada, además, el gobierno impuso un toque de queda de diez días, entre las 18:00 y las 06:00, para sofocar las manifestaciones en apoyo del candidato opositor, que ocasionalmente derivaron en disturbios y enfrentamientos con la Policía.

Protestas en Honduras Foto: AFP

La medida ya dejó, además, un fallecido. Kimberly Dayana Fonseca fue la primera muerta del toque de queda. La joven falleció de un disparo en la cabeza en la colonia Villanueva, al este de la capital.

Salieron de un arbusto unos de la Policía Militar disparando a lo loco y la mataron a ella de un tiro en la cabeza”, relató Luisa Fonseca, hermana de Kimberly, citada por AFP.

Nasralla lamentó la “represión” del gobierno contra los manifestantes y denunció un “golpe de Estado” dado por Hernández.

A las denuncias también se sumó Amnistía Internacional (AI), exigiendo a las fuerzas de seguridad a “abstenerse de hacer uso excesivo de la fuerza en las manifestaciones” en Honduras.

Nada justifica la violencia estatal contra quienes manifiestan. Exigimos respeto al derecho de libertad de expresión”, escribió la organización en su cuenta de Twitter (@AmnistiaOnline).

La crisis tiene su origen en la ausencia de datos oficiales.

Ahora, después de un escrutinio especial realizado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), pero rechazado por la Alianza Opositora contra la Dictadura y por Nasralla, las autoridades se encuentran en una encrucijada.

El toque de queda es una injusticia, es ilegal”, señala Cindy López, estudiante universitaria de 24 años que aseguró estar “indignada” por lo que está sucediendo en el país.

Los “cacerolazos” se repiten en otros barrios capitalinos y ciudades hondureñas, para denunciar que las elecciones del pasado domingo fueron manipuladas para asegurar la reelección del presidente Hernández.

El gobernante derechista pudo competir en los comicios gracias a un polémico fallo judicial que avaló que postulara a la reelección, prohibida por la Constitución hondureña.

Tengo 33 años. He votado tres veces y no he visto un gobierno peor que el de Juan Orlando Hernández”, comenta por su parte Daniela Rodríguez (también citada por AFP), vecina de la colonia Centroamérica Oeste, uno de los primeros barrios en sumarse a las movilizaciones.

La proclamación del vencedor de las elecciones podría prolongarse aún más, según el TSE, mientras continúa la caótica escalada en uno de los países más violentos del mundo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo