“La lucha contra la corrupción e impunidad es la vía para generar un cambio profundo en Guatemala”, afirma sociólogo

Juan Callejas y Manuel Villacorta instaron a la población a mantener vigente esa lucha y no dejar solos al MP y la CICIG.

Por Nancy Alvarez

Este viernes en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, se hizo un análisis de la situación actual del país y de cómo se desarrolla la lucha contra la corrupción e impunidad.

Como invitados en cabina participaron Juan Callejas, analista político; y Manuel Villacorta, doctor en sociología política y columnista de prensa.

Ambos expertos coincidieron en que existe cierto agotamiento de parte de la población con relación al tema del combate a la corrupción, tomando en cuenta que se ha avanzado a paso lento en los diferentes casos que salieron a la luz en 2015.

“La lucha contra la impunidad si es prolongada la gana el crimen organizado”, afirmó Villacorta.

Por ello instó a la población a “no caer en la trampa” de dejarse llevar por esta situación y mantener vigente la búsqueda de la justicia. Además, mencionó que no se deben dejar solos al Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) en esa labor.

“El país necesita un cambio profundo y eso va por la vía de la lucha contra la corrupción y la impunidad”, afirmó el sociólogo.

Combate a la corrupción debe continuar

Villacorta resaltó que la CICIG y el MP han dado fuertes golpes a estructuras del crimen organizado y que esto ha generado esperanza a la ciudadanía.

En ese contexto, consideró que es estimulante para los guatemaltecos que hoy se hayan retomado esas acciones de parte de ambas entidades, con un operativo que incluye 40 allanamientos en tres departamentos del país para capturar a personas vinculadas con actos de corrupción.

Por su parte, Callejas indicó que hay que analizar qué es lo que realmente se ha hecho desde 2015 hasta la actualidad, pues consideró que solo se han resuelto “algunos casitos” por medio de procedimientos abreviados.

El analista indicó que es frustrante que no se llegue a una solución, pero resaltó que sería inconsecuente no estar de acuerdo con el proceso que se sigue en el país desde 2015.

Añadió que el MP ha estado trabajando, pero hay cosas que han afectado su credibilidad.

De igual forma, Callejas opinó que el ente investigador debe mejorar su eficiencia y capacidad probatoria. “Reconozco el trabajo que hacen, pero no es suficiente. Debe haber un imperio de la ley y un Estado de Derecho en serio”, dijo.

Por el contrario, Villacorta resaltó la labor del ente investigador, pese a que “tiene que estar mendigando recursos y su personal trabaja en condiciones no adecuadas y con falta de seguridad”.

El sociólogo resaltó que “enfrentar un monstruo de la magnitud que ha sido el crimen organizado en Guatemala no es fácil”.

Y dijo que no hay que perder de vista que el MP, CICIG y jueces comprometidos con el cambio están haciendo bien su trabajo, pero crimen organizado tienen el poder de hacer más difíciles los procesos.

En otro tema, Callejas consideró que los casos de corrupción ponen una agenda mediática de coyuntura, la cual bota y saca de la discusión pública los problemas torales en los que se debería enfocar la atención, entre los cuales mencionó el “fracaso” en la salud y la educación, así como el creciente endeudamiento público.

Con relación a este último tema, dijo que los banqueros de Guatemala son los que han ido ganando, pues con el aumento de la deuda pública de los cuatro últimos gobiernos han percibido unos Q38 mil millones en intereses.

Grupos oscuros

A criterio de Villacorta, el crimen organizado en el país es “muy poderoso, con raíces en el Estado y se demostró que era mucho más grande de lo que pensábamos”.

“El Estado de Guatemala desde hace años ha sido un Estado cooptado y manejado por las mafias”, afirmó.

 

El sociólogo añadió que hay “grupos oscuros” que tienen la capacidad de detener los procesos de corrupción en los tribunales, para lo cual dijo, han usado recursos legales como amparos, recusaciones y otros elementos.

Y mencionó que desde hace 75 años, Guatemala es un Estado que no funciona en favor de la sociedad.

“Es un estado fallido para 98% de la población que no ha encontrado seguridad, educación, salud ni buenas carreteras; pero sí es un Estado muy exitoso para el crimen organizado”, aseguró Villacorta.

En tanto, Callejas afirmó que “los poderes oscuros están haciendo todo lo posible por impedir que el proceso (de combatir la corrupción) avance”.

Y añadió que “el fracaso de la gestión de gobierno contribuye a la situación que oscurantistas del país están intentando”.

Esto lo mencionó tomando en cuenta que a su criterio, los más de 70 mil millones de quetzales que incluye el presupuesto 2017 podrían haberse usado para mejorar en al menos algún aspecto; sin embargo, dijo que las carreteras, puertos y aeropuertos, educación y salud “han empeorado”.

“No puedo concebir que le estoy pagando al presidente más caro de América Latina y no veo realmente que broten por ahí ideas de transformación, cambio e innovación, que se pueden hacer con el poder y dinero que tiene el Ejecutivo”, finalizó Callejas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo