iPhone salvó la vida de una víctima del atentado de Mánchester

Continúan surgiendo historias de las víctimas que dejó el terrible atentado perpetrado el lunes en Mánchester.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Ha transcurrido casi una semana desde el mortal atentado que cobró la vida de 22 personas en un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande, en Mánchester. El ataque dejó también 59 personas heridas, una de ellas identificada como Lisa Bridgett, quien había acudido al lugar para recoger a su hija y a una acompañante.

La madre de familia se encontraba hablando por teléfono desde su iPhone 6S cuando ocurrió la explosión. Un dato tan trivial como importante, ya que fue el aparato el que le salvó la vida.

iPhone de una víctima del atentado de Mánchester Foto: Facebook / Steve Bridgett

Según relata su esposo, Steve Bridgett, el teléfono celular evitó que una de las esquirlas se estrellara directamente contra el rostro de Lisa, disminuyendo la potencia del impacto.

"Lisa está de muy buen ánimo y se siente muy afortunada de estar viva, habiendo atestiguado de primera mano lo que le pudo haber ocurrido", escribió el hombre en una publicación en su cuenta de Facebook.

"Ella sufrió múltiples heridas, incluyendo la pérdida del dedo medio de su mano izquierda, causada por una tuerca de acero que impactó su dedo, perforó su teléfono y eventualmente terminó incrustada en su nariz (…) El hecho de que estuviera al teléfono en ese momento probablemente salvó su vida, ya que la tuerca golpeó el aparato, desviándola y disminuyendo su velocidad. Su nariz está bien, ya que la tuerca entró por su mejilla, así que solo le quedará una cicatriz".

Lisa también tiene un tobillo fracturado, una herida de bala en el muslo y varios cortes más, explicó su esposo.

"Esta descripción puede parecer demasiado gráfica, pero al final del día es la realidad. Ella se recuperará totalmente, aunque no creo que su dedo vuelva a crecer", añadió.

La familia Bridgett agradeció a la Policía de Mánchester y a las personas que ayudaron a su esposa tras el incidente.

Well here goes…..Lisa is in a positive mood and feels very lucky to be alive, witnessing first hand what could of been…

Posted by Steve Bridgett on Wednesday, May 24, 2017

Salman Abedi, de 22 años, quien también falleció en la explosión, fue identificado como el responsable del ataque suicida. Un día después, la masacre fue reivindicada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), indicando que "uno de sus soldados del califato colocó una bomba entre la muchedumbre" durante el concierto.

El atentado fue le más mortífero ocurrido en el Reino Unido desde julio de 2005, cuando cuatro explosiones paralizaron el sistema de transporte público de Londres y dejaron 56 muertos y cerca de 700 heridos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo