Carlos Luna, exmagistrado de la CC: “La justicia retardada muchas veces no es justicia”

Los invitados en el programa A Primera Hora se refirieron a los pocos avances en los casos que conocen los diferentes órganos jurisdiccionales.

Por Nancy Alvarez

Cómo avanzan los diferentes casos judiciales, entre ellos el que se sigue por la muerte del abogado Rodrigo Rosenberg, fue el tema abordado este martes en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas.

Los invitados fueron Luis Ramírez, vicepresidente de la junta directiva del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala; y Carlos Luna Villacorta, exmagistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC).

Caso Rosenberg

Uno de los temas sobre los que se dialogó fue la clausura provisional dictada ayer por un juez con relación al proceso contra los hermanos Francisco y Estuardo Valdés Paiz, sindicados en el caso Rosenberg.

Sobre ello, Luna Villacorta expuso que este es un caso que ha llevado demasiado tiempo. Dijo que el juez vio alguna circunstancia para resolver de tal forma.

En tanto, Ramírez explicó que un juez en un procedimiento intermedio no debe valorar pruebas, sino verificar la seriedad del caso.

“Me extraña la resolución el juez”, señaló con relación a que supuestamente el fallo del juzgador se dio porque encontró contradicciones en los testimonios de colaboradores eficaces.

Pocos avances en los procesos

Por aparte, Luna se refirió a la tardanza en general en los procesos que se ventilan en los órganos jurisdiccionales. A su criterio, el Organismo Judicial está saturado y hay que hacer un esfuerzo.

“Esa justicia retardada no es justicia”, resaltó.

Para Ramírez, se genera una especie de “cuello de botella” en los juzgados con respecto a la realización de los procesos en general.

“Hay duraciones excesivas en las etapas intermedias y en los debates”, afirmó.

De igual forma, dijo que se debe analizar el tema de la prisión preventiva, pues en la actualidad el 52 por ciento de los presos no tiene una condena.

Otro aspecto que según Ramírez genera lentitud, es que en algunos casos hay demasiados procesados y cuando la defensa de alguno de ellos presenta un amparo, no se puede avanzar. En el tema de La Línea, por ejemplo, dijo que debió fragmentarse para juzgar a unos de los sindicados primero y luego al resto.

De igual forma, Luna consideró que una manera de no saturar los Juzgados de Alto Impacto es analizar los casos y trasladar a esas instancias solo los que en realidad lo ameriten, y no todos.

“Siguen apareciendo nuevos casos, y esos se agregan a los que ya están vigentes porque los primeros no han terminado”, mencionó el exmagistrado.

Pezzarossi con libertad condicional

También se les consultó a los invitados sobre la medida sustitutiva que el Juzgado B de Mayor Riesgo le otorgó ayer al exministro de Cultura y Deportes, Dwight Pezzarossi, quien se encuentra ligado a proceso por dos delitos por su presunta vinculación con el caso Cooptación del Estado.

A criterio de Luna, es mejor que una persona esté fuera de la prisión mientras ejerce su defensa y que pueda trabajar o hacer algo útil, en lugar de que “el Estado lo esté manteniendo” si está privado de libertad.

Para Ramírez, el principio de inocencia es irrestricto, por lo cual ve positivo que se hagan este tipo de decisiones por parte de los jueces. “Imaginemos un proceso sin medida sustitutiva”, mencionó.

Dijo además que las personas que creen que la medida sustitutiva es igual a impunidad, están equivocadas. Resaltó que se deben verificar los temas de peligro de fuga y obstaculización de la averiguación de la verdad, y deben comprobarse para proceder a enviar a una persona a prisión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo