Por primera vez, Alejandro Sandí revela las escalofriantes cosas que vivió durante su secuestro

El actor Alejandro Sandí reveló con detalles todo lo que vivió durante las 27 horas que estuvo secuestrado el pasado noviembre en el Nevado de Toluca.

Por Publinews

Alejandro Sandí vivió un infierno de más de 24 horas a finales de noviembre del año pasado cuando fue secuestrado. Después de un asalto mientras se dirigía al Nevado de Toluca junto con sus amigas Vanessa Arias, de 36, y Esmeralda Ugalde, de 28.

Su carro fue interceptado por hombres armados, quienes los asaltaron, y a él lo se lo llevaron.

A pesar de que en los días siguientes a su liberación se ganara varios detractores que consideraron que todo fue un montaje, Sandí declaró que para él fue lamentable ver que la gente está tan acostumbrada a la violencia que cuando a una víctima no le ‘pasa nada’ creen que es mentira.

Los momentos más angustiantes

“Llegando se nos pusieron unos tipos enfrente, en otro auto. Pensábamos que nos iban a chocar, porque venían a toda velocidad, pero se bajaron y nos rodearon. Comenzaron a gritarnos groserías, metieron la mano por la ventana y me pusieron la pistola en la cabeza; Vanessa y Esmeralda estaban en shock. Después, uno de los hombres abrió la puerta y me dijo: 'Pásate para atrás', y cuando me bajé, me esposó", inició narrando el actor.

Uno de los sujetos armados pidió al actor que se pasara al asiento de atrás, pero cuando Alejandro bajó del auto lo esposaron.

Sandí detalló que, aunque tuvo algunos golpes en la cabeza, las mayores agresiones fueron psicológicas.

“Desde que me esposaron ya no quise levantar la cabeza, y así estuve más de 27 horas. Lo único que hice fue preguntar por mis amigas, y uno de los hombres me respondió: 'Las bajamos', me quedé muy angustiado, no sabía si estaban bien. Estuve todo el tiempo esposado, con los ojos vendados, en la cajuela de su auto. No me dieron de comer ni de beber, me tuvieron encerrado junto con otra persona, sólo nos bajaron para hacer del baño", continuó.

View this post on Instagram

Este 2019… ENVEJECÍ

A post shared by Alejandro Sandí (@alejandro_sandi) on

"Sólo pensaba: 'Me van a soltar en dos horas, nomás querían el coche, la cartera y el celular; me van a botar hasta quién sabe dónde y quizá se conformarán con darme una golpiza', pero no fue así. Dicen que ésa es la tarifa de los mexicanos por vivir acá, ¡estamos mal! Sólo pasaba por mi mente: 'Si me matan, ojalá que mi familia encuentre mi cuerpo"", explicaba Sandí refiriéndose a lo que cruzaba por su cabeza en ese momento.

El actor estuvo por más de 27 horas con los ojos vendados, las manos esposadas y dentro de la cajuela del vehículo de los delincuentes.

View this post on Instagram

Hoy estamos mejor que ayer

A post shared by Alejandro Sandí (@alejandro_sandi) on

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo