Rodrigo Alves dejó de ser el “Ken Humano” para convertirse en Barbie, ¡así luce ahora!

Después de más de 25 operaciones para verse como un "Ken Humano", Rodrigo Alves ahora se pondrá implantes de seno y luce el cabello largo como Barbie.

Rodrigo Alves ganó fama desde hace algunos años debido a su una adicción a la cirugía estética para ser un “Ken humano”. Con de más de 25 operaciones para parecerse al muñeco, ahora reveló ser una mujer transgénero.

Después de años de tratar de encontrar su verdadera identidad con múltiples intervenciones quirúrgicas con un valor aproximado de más de 500.000 dólares, ha revelado su cambio de sexo en la televisión británica.

“Realicé esas cirugías plásticas porque realmente quería ser mujer… Tengo disforia de identidad de género. Lo he estado tratando”, comentó de arrepentirse de haberse sometido a otras intervenciones plásticas como cuando se operó para tener brazos más musculosos o abdominales marcados.

El brasileño se presentó en el programa This Morning para relatar cómo han sido estos tres meses en los que ha estado viviendo secretamente como una mujer. Con su esto, Rodrigo Alves advirtió que él no es un ejemplo a seguir pues “debería haber visto a un psicólogo”.

“Comencé a automedicarme, lo cual está muy mal. Entonces, cualquier persona en su hogar que haya sufrido un trastorno disfórico de género que no se automedique, que vaya primero a ver a un médico”, recomendó.

Pese a vivir en Inglaterra, el famoso no realiza su tratamiento en el país pues según ha afirmado “no hay muchas personas que sepan hacerlo aquí”.

De Ken a Barbie

“No tengo la menor duda de ser mujer. Todavía tengo más cirugías plásticas que hacer, me agrandarán los senos, la cirugía de voz, así que tengo una voz más femenina y en un año tendré mi cirugía de reasignación de género”, comentó Alves.

Destacó que la decisión de hacer la transición la tomó tras una sesión de fotos en Nueva York, en la que usó ropa de mujer, la cual no pudo dejar de usar después.

Alves llevó su caso a un psiquiatra y a un cirujano, quienes le dieron “luz verde” para iniciar su transición.

Tras remover sus abdominales falsos, aún le queda mucho camino: asegura que le quitarán la manzana de Adán, feminizarán su rostro, se pondrá implantes de senos y culminará con una cirugía de afirmación de género.

“Se siente grandioso poder finalmente decirle al mundo que soy una chica”, dijo. “He sido conocido como Ken, pero siempre me sentí como Barbie”.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.