¡Cada vez peor! Nuevas fotos de Matthew Perry generaron preocupación por su aspecto

Uno de los protagonistas de "Friends" ha tenido problemas de alcohol y drogas y todo parece indicar que no terminan, pues fue captado en Los Ángeles y su físico ha impactado.

Por Luisa María Godínez

Matthew Perry, famoso por su papel de Chandler Bing en "Friends", sigue su lucha contra las adicciones desde hace varios años, sobre todo la del alcoholismo.

Fue esa adicción la que lo llevó a tener pocos recuerdos de las dos últimas temporadas del exitoso show que protagonizó junto a Jennifer Aniston, Lisa Kudrow, Courteney Cox, Matt LeBlanc, y David Schwimmer.

El actor ha estado retirado de la vida pública desde 2017. Después de sus batallas de salud, el actor se ha dejado ver en público y su aspecto preocupó a cientos de fanáticos.

Al parecer se encontraba en una cita con una desconocida mujer en Los Ángeles y las imágenes han dejado en shock a sus fans alrededor del mundo.

Perry, de 50 años, fue fotografiado por los paparazzi que merodeaban en el lugar. Se lo puede ver en la puerta del restaurant italiano el sábado por la noche, donde lucía desaliñado, con ropa de talla grande, el cabello despeinado, y un rostro demacrado.

Las fotos han provocado que los seguidores se pregunten si ha recaído nuevamente en el abuso de sustancias, problema que ha arrastrado desde los 90.

Antecedentes

Durante los 10 años que duró la exitosa comedia, el actor atravesó momentos muy duros debido a sus problemas con las drogas y el alcohol.

En 2013, la estrella habló por primera vez sobre su dura batalla contra el alcohol y el Vicodin.

"No podía parar. Con el tiempo las cosas se pusieron tan mal que no podía ocultarlo, y entonces todo el mundo lo sabía", dijo el actor a la revista People.

 

"Soy una persona reservada, pero estaba en un programa que lo veían treinta millones de personas. Era público lo que me estaba sucediendo", reconoció en su momento.

Recorrió un largo camino para conseguir recuperarse y estar “libre” de todo tipo de sustancias, teniendo que ingresar hasta dos veces en rehabilitación.

El 2001 fue, quizás, el año más duro para el actor. Se presentaba en el set de Friends con terribles resacas a consecuencia del consumo permanente de vodka. El actor no podía ni siquiera interpretar sus líneas.

Tras 10 años de sobriedad en 2011, por voluntad propia, decidió volver a rehabilitación para tener controlada su sobriedad. En 2015, estuvo internado tres meses a consecuencia de una cirugía para curar una perforación gastroinestinal.

giphy-23a55694a24c024a931ec173e5bdd4e0.gif
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo