Filtran inéditas fotos de la habitación donde murió Michael Jackson

Como parte del documental "Killing Michael Jackson", detectives revelaron fotos inéditas de aquel fatídico día del 25 de junio de 2009, cuya muerte fue por una intoxicación aguda de propofol.

El 25 de junio se cumplen 10 años de la muerte de Michael Jackson, y aún siguen saliendo detalles que asombran a los fanáticos.

La causa de su fallecimiento fue por una intoxicación aguda de Propofol y Enzodiazpina en su propia casa en North Carolwood Drive, en Holmy Hills.

Ahora un nuevo proyecto cinematográfico amenaza con traer de vuelta detalles de lo que sucedió, el cual ya está dando de qué hablar y causando polémica entre sus fans.

[metroimage ids=”10-116148″ description=”” align=”center” imagesize=”original” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Esta vez se trata de “Killing MichaelJackson“, una serie documental que recoge los testimonios de los tres policías que entraron por primera vez en el cuarto donde el cantante falleció en junio de 2009.

Antes de que la televisión británica lanzara el primer episodio, algunas imágenes de la habitación en la que el artista fue encontrado sin vida se filtró en Internet.

[metroimage ids=”10-116150″ description=”” align=”center” imagesize=”original” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Más detalles

Las imágenes muestran algunas medicinas y una muñeca de extraño aspecto.

De acuerdo con Infobae, agujas y poemas atrapados en las paredes también fueron algunos de los objetos encontrados por los oficiales.

Los detectives Orlando Martínez, Dan Myers y Scott Smith describieron el cuarto como un lugar “caótico” y repleto de medicamentos.

[metroimage ids=”10-116155″ description=”” align=”center” imagesize=”original” design=”grid” link=”” target=”_self”]

Medios internacionales revelaron que esta producción se estrenará en el décimo aniversario de la muerte del “Rey del Pop”, por usar un poderoso anestésico como calmante para dormir.

El profesor François Chast reveló, poco después de la muerte de un cantante, que esta sustancia “no debería estar en una casa, a menos que esté equipada con una sala de cirugía”.

Las dosis de propofol eran administradas por Conrad Murray, médico personal de Jackson, quien lo encontró sin aliento y con un pulso débil en el día de su muerte.

Murray cumplió dos años de prisión por homicidio involuntario.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.