Aislinn Derbez presume su abdomen plano a dos meses de haber dado a luz

Hace dos meses la actriz recibió a su hija Kailani y recientemente compartió en sus redes sociales los detalles de cómo ha recuperado su figura.

Por Paula Peinado

Aislinn Derbez está disfrutando a plenitud su nueva faceta como madre primeriza y las redes sociales son la prueba de ello. La actriz a manifestado que se siente muy contenta tras el nacimiento de su hija Kailani y junto a su esposo, Mauricio Ochmann, han enfrentado los desafíos de tener una bebé recién nacida en casa.

Uno de los retos personales de la mexicana era recuperar su figura y poco a poco lo ha logrado. En su perfil de Instagram publicó una historia en la que presumió su abdomen a dos meses de haber dado a luz y causó furor entre sus seguidores. Muchas de sus fans le preguntaron sobre sus rutinas y alimentación, dudas que Derbez contestó por medio de unos mensajes.

Aislinn Derbez Foto: Instagram

 

Su secreto

La actriz de 31 años presumió su abdomen plano y aseguró que ha tenido que trabajar muy duro para recuperar el cuerpo tonificado que siempre la ha caracterizado.

“A todas las que me preguntan: no uso faja. El cuerpo solito regresa con disciplina… La buena alimentación y la disciplina están dando frutos después de los 21 kilos que subí”, escribió.

La pareja de Ochmann desmintió que esté usando algún tipo de artefacto para adelgazar y asegura que únicamente se trata de perseverancia y trabajo duro. Sus seguidores la felicitaron por perder esos 21 kilos que ganó durante el embarazo y la motivaron a seguir adelante.

Aislinn celebró los dos meses de Kailani con una tierna fotografía y unas palabras en las que explica cómo ha sido esta etapa para ella.

“Uff que cosa más impresionante han sido estos 2 primeros meses. Gracias Kailani por enseñarme tantísimo en tan poco tiempo, tu y tu papá son mis más grandes maestros y los amo con toda mi alma. Tenerte ha sido el reto más grande de mi vida en todos los aspectos, desde lo físico, lo emocional, lo mental y lo espiritual. Crecer y salir de nuestra zona de confort duele mucho, pero nos hace más fuertes de lo que podemos imaginar y trae las mejores recompensas. Respeto, honro y admiro tanto a las madres, porque no es nada fácil soltar el control, confrontar los más grandes miedos, los procesos internos, los miles de cambios, el agotamiento, desveladas, hormonas, cambios de humor, cambios físicos, las horas de labor parto (más de 30 en mi caso) y miles de cosas más que a todas nos pasan, pero que se convierten en las semillas de los frutos más increíbles de nuestras vidas”

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo