El primer disco como solista de Camila Cabello revela su oscuro pasado en Fifth Harmony

Tras anunciar su primer disco como solista, Camila Cabello desnudó su alma y se sinceró sobre lo que vivió en los últimos meses junto a Fifth Harmony.

Por Ana Lucía Valladares

Después de varios meses de haber salido de Fifth Harmony, Camila Cabello anunció el lanzamiento de su primera canción como solista el próximo viernes, 19 de mayo.

El primer sencillo se titula “The hurting, the healing, the living” (La herida, la curación, la vida).

“’The hurting, the healing, the loving’ es la historia de mi viaje de la oscuridad hacia la luz; del tiempo en que estaba perdida al time cuando me auto encontré de nuevo”, compartió la cantante en su cuenta de Twitter.

La cantante de 20 años también anunció su segunda canción, “I Have Wuestions”.

Lo empecé a escribir hace un año, en el baño de un hotel durante un tour. Y estaba completamente rota durante ese tiempo”, señaló.

"Estaba completamente rota en ese momento. Tenía ese tipo de dolor del que es incómodo hablar, y es ese tipo de capítulo que nunca quieres leer en voz alta. No pude escribir ninguna otra canción por 6 meses porque escribir significaba sentir todo, y no estaba lista para hacer eso todavía.

Así que cuando me gradué de los baños de hotel y pasé a los estudios para hacer mi primer disco, comencé haciendo música sobre todo MENOS de lo que sufría, era como un secreto que me quemaba la lengua y por alguna razón no podía decirlo", explicó.

La cura de su dolor

Camila Cabello desnudó su alma y compartió ese proceso en el que la escritura de canciones se convirtió en la sanación de su dolor.

…hasta que un día ya no pude escapar más. Saqué la letra de la canción que había escrito el año pasado, y así quedó ‘I have questions’. Después de eso escribí una canción triste cada día, todo lo que quería decir, todas las letras en mi teléfono. Lo dije todo, hasta que me cansé de escribir sobre eso. ¡Hasta que me cansé de las canciones tristes! Mientras me hacía más y más feliz, me di cuenta de que las canciones también se hacían más felices. Me di cuenta de que no solo estaba componiendo música para un disco, estaba haciendo música para sanar. No paré hasta que me di cuenta de que hice suficientes canciones como para recuperarme.

No las escribí con la intención de enviar un mensaje, pero me di cuenta de que el mensaje estaba en el dolor, la sanación y el amor. Antes pensé que el dolor era mi enemigo, pero se transformó en quien mejor me escuchaba. Pensé que era impaciente para sanar, sentí que tomaba demasiado, pero la aprecié más cuando llegó. Y el amor… no me habría dado cuenta de lo hermoso que era si no lo hubiese extrañado”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo