Los eventos más inusuales que han marcado la historia de los premios Oscar

La historia de los premios Oscar cuenta con algunas anécdotas curiosas que marcaron para siempre la entrega de las estatuillas doradas.

Por Metro World News

Desde 1929 que se realizó la primera entrega de los premios Oscar, ha sucedido ciertos eventos inusuales que quedarán marcados para siempre en la historia de esta ceremonia.

Aunque los organizadores se preparen lo mejor posible para que todo salga a la perfección, la respuesta de los invitados o hasta de los ganadores es bastante impredecible.

Estas son algunas de las anécdotas más curiosas:

En 1942, la actriz Greer Garson dio el discurso de agradecimiento más largo de la historia de todos los premios. Por su trabajo en “La señora Miniver”, habló por siete minutos consecutivos. Después de esto, la Academia ha tratado de interrumpir los discursos extensos haciendo que la banda en vivo toque o hasta cerrando los micrófonos para que ya no se escuche lo que el ganador dice.

Foto: Getty Images

Por primera vez, en 1931 se produjo un empate en la categoría actoral entre Frederick March (Dr. Jeckyll y Mr Hyde) Wallace Bruce (El Campeón). En 1969 se dio el único empate de toda la historia en la votación del premio a Mejor Actriz. Katherine Hepburn, (El león en invierno) y Bárbara Streisand (Funny Girl) tuvieron que compartir la estatuilla.

En 1970, el actor George C. Scott rechazó el premio de la Academia ya que odiaba al personaje que interpretó y por el cual ganó. En 1972, Marlon Brando también se negó a recibir su galardón por la película “El Padrino”. En su lugar, envió a una mujer india para dar un discurso sobre el maltrato que recibía esta comunidad por parte de Hollywood y el gobierno. Claro, tiempo después se supo que esta activista era una actriz más interpretando un papel, no era en realidad una india nativa.

Algo muy inusual sucedió en 1973, cuando Robert Opal interrumpió la ceremonia al aparecer desnudo en el escenario. El presentador David Niven se quedó sin palabras, pero logró improvisar diciendo: "Piensen, las únicas risas que va a provocar este hombre en su vida serán por desnudarse y mostrar sus carencias".

En el 2001, la Academia no quería alargar la premiación así que quiso premiar al discurso más pequeño regalando un equipo de TV. Pero Julia Roberts se negó a esto y cuando subió al escenario a recibir su premio dijo: "Qué demonios, como no sé si voy a volver a estar aquí arriba en toda mi vida, me voy a tomar el tiempo que necesite para agradecer el premio a quien quiera". El premio del discurso más corto lo ganó Michael Dudok de Wit, quien habló durante 18 segundos cuando recogió el Oscar al corto de animación.

via GIPHY

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo