Futbolista mexicano suspendido indefinidamente por acoso sexual

El actual jugador de Pumas ya había sido suspendido meses antes, sin embargo esta fue revocada a petición de su entrenador.

Por Christoper Chang

Un nuevo escándalo de acoso sexual se da en el futbol mexicano, esta vez con un jugador de Pumas.

Se trata del canterano, Marco García, quien fue suspendido indefinidamente por acoso sexual a una maestra.

Meses antes, la maestra ya había presentado una queja contra el jugador quién fue suspendido un par de semanas en ese entonces.

Recuento de los hechos

Pumas UNAM, a través de su presidente, Leopoldo Silva, dio a conocer que suspenderán indefinidamente al canterano Marco García, quien está envuelto en la polémica por un caso de acoso sexual con una maestra en 2017.

"He decidido reabrir el expediente y volver a estudiar el tema de lo sucedido y cómo se actuó en su momento. De tal manera que a partir de esta fecha he decidido suspender de manero indefinida en su participación dentro del club al joven Marco García en lo que sacamos las conclusiones del suceso”, comentó Silva.

 

Por otra parte, el directivo señaló que podrían llegar al extremo de separarse del futbolista. “Vamos a llegar a lo que sea necesario, reabrir el expediente, vamos a analizar todos los documentos que se encuentran y estaremos platicando con la gente involucrada".

"De ser necesario, podríamos llegar a la separación definitiva del jugador, no tendrá ninguna actividad dentro del club, ni con el primer equipo”.

Silva también destacó que él tomó la presidencia del club el 20 de noviembre del 2019, un par de años después de que el jugador fuese señalado por tomar fotografías por debajo de la falda de la entonces tutora del programa de educación en línea que se impartía en el Club Universidad.

Unas horas después de que se diera a conocer la publicación del diario Récord, en donde la maestra mencionaba los detalles del acoso sexual y que había sido despedida por la institución, Pumas emitió un comunicado donde admitían el acoso sexual, pero además mencionaban que habían investigado el caso e incluso apoyado a la agraviada.

En el documento se lee que después de entablar diálogo con ambas partes, estas acordaron “no despedir al jugador, a petición de ella, sino que se le sancionara con una suspensión por poco más de dos meses sin goce de sueldo y sin actividad deportiva alguna en el club, otorgando el perdón correspondiente".

Sobre el accionar de la administración de ese entonces, Silva se mostró seguro: “Yo no tengo duda, creo que se actuó correctamente (…) Vamos a poner de nuestra parte para aclarar de manera contundente como fue resuelto hace dos años y medio”.

Incluso informaron que además de la sanción señalada, Marco García había sido incorporado a tratamiento psicológico y emocional sobre la materia para evitar que se siguieran dando este tipo de conductas.

*Con información de: Infobae

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo