Autoridades reportan importante hallazgo en la angustiosa búsqueda de Emiliano Sala

El futbolista argentino desapareció la semana pasada, luego de que el avión en el que viajaba se perdiera de los radares cuando volaba sobre el Canal de la Mancha.
Publicidad

Importante hallazgo en el caso de la desaparición del argentino, Emiliano Sala.

Tras varios días de búsqueda, autoridades finalmente parecen haber encontrado pistas del avión en el que viajaba el jugador.

Lee también: Difunden estremecedor audio de Emiliano Sala desde el avión desaparecido

A través de un comunicado, la  Air Accident Investigation Branch (AAIB) informó este miércoles que se hallaron dos cojines de asiento, los cuales se creen formarían parte de la avioneta desaparecida.

Tras un primer examen, hemos concluido que es probable que los cojines procedan de la avioneta desaparecida”, anunciaron los investigadores británicos.

Estos restos habían sido descubiertos en playas del norte de Francia y transferidos a las autoridades británicas por el organismo francés encargado de investigar los accidentes de aviación civil.

La AAIB anunció, asimismo, querer emprender una búsqueda submarina, con un sonar de rastreo lateral, para encontrar los restos del aparato en una zona de unos 13 kilómetros cuadrados.

Hemos encargado a un navío de control especializado que sondee el fondo marino para intentar localizar e identificar eventuales restos de la avioneta”, afirmaron los investigadores.

Estas operaciones deben empezar “a finales de semana” y prolongarse “hasta tres días”, precisaron.

Familia continúa búsqueda

Después de que el pasado jueves las autoridades británicas decidieran abandonar las operaciones de socorro, el lunes de esta semana la familia de Emiliano Sala anunció haber contratado un servicio privado de búsqueda submarina.

La AAIB dijo estar “en estrecho contacto con las personas implicadas” para “maximizar las probabilidades de localizar el aparato”.

[metroimage ids=”10-99205″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

Sala, de 28 años, y su piloto, el británico David Ibbotson, volaban el 21 de enero a bordo de un monomotor Piper PA-46-310P Malibu entre la ciudad francesa de Nantes y la galesa de Cardiff.

Minutos después de despegar, desaparecieron de los radares, a unos 20 kilómetros de la isla británica de Guernesey, situada en el canal de la Mancha.

(Visited 33 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO