Dos errores de Rusia los hace entrar en la historia de los mundiales

El equipo anfitrión ha tenido dos fallos defensivos considerables en el Mundial, uno ya le costó el partido.

Un sin fin de estadísticas y marcas se han logrado en la historia de los Mundiales, algunas se han igualado y otras roto.

Pero en esta edición, la anfitriona Rusia, ha entrado en los registros históricos del torneo ecuménico, al convertirse en la primera selección en la historia en marcar dos autogoles en el mismo torneo.

[metroimage ids=”10-68118″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

El primero fue en la fase de grupos, cuando los rusos se enfrentaron ante Uruguay, Denis Cheryshev marcó en propia puerta tras desviar el balón en un tiro libre cobrado por Luis Suárez y los rusos terminaron perdiendo en compromiso.

[metroimage ids=”10-68120″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

El segundo ha sido Serguéi , quien por intentar frenar la llegada de Sergio Ramos en ataque, este al forcejear y caer al césped, la pelota le topó en la pierna derecha y terminó desviando la trayectoria donde el portero Ígor Akinféev, no tuvo tiempo de reaccionar y terminó en el fondo de la portería, lo que le dio la ventaja momentánea a España.

[metroimage ids=”10-68123″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

Dicha anotación confundió a la afición al ver festejar a Sergio Ramos, pero el cuerpo arbitral decretó que este fue un “autogol”.

Ignashevich  se convierte en el tercer adversario que marca en propia puerta para España en la Copa del Mundo, tras Antonio Roma (con Argentina en 1966) y Batchev (con Bulgaria en 1998).

[metroimage ids=”10-68189,10-68190,10-68192,10-68193,10-68194,10-68195,10-68197,10-68200,10-68201″ ]

Busca nuestro especial del Mundial Rusia 2018 en www.publinews.gt y ¡Vive al máximo esta fiesta del futbol con lo más importante de las noticias!

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.