¿Partido arreglado? El drama del jugador que dejó sin Champions a la Lazio en su último partido con el club

Cometió el penal que le dio vida a un Inter que ya estaba muerto. Irónicamente la próxima temporada será parte del equipo Nerazzurri.

Por Christian Blanding

El jugador holandés del Lazio Stefan de Vrij fue protagonista de un partido que, seguramente, no olvidará fácil. Su equipo perdió 2-3 ante el Inter de Milan y con eso se despidió de la posibilidad de jugar Champions League la próxima temporada.

De Vrij cometió la falta que terminó en el penal con el que los Nerazzurri´s empataron el encuentro y más tarde le dieron vuelta para dejar con las manos vacías al equipo de la capital italiana.

El zaguero holandés Stefan De Vrij Foto: AFP

Lo que hace más difícil para De Vrij esta jugada es que hace unas semanas se confirmó su fichaje por el Inter para las siguientes cinco temporadas a cambio de 4.3 millones de euros por cada año.

El Inter regresa al sitio de honor

El encuentro comenzó por mal camino para los intereses del conjunto interista, llegando al descanso perdiendo, después de que el volante brasileño Felipe Anderson hiciera el 2-1 al finalizar un contragolpe que él mismo lanzó desde el área de la Lazio.

Los minutos pasaban y la peor noticia para los visitantes era que su capitán Icardi apenas intervenía en el juego. En el minuto 73 tuvo la oportunidad de hacerlo, después de que el colegiado señalara un penal que él estaba dispuesto a lanzar, cuando el VAR intervino para quitarle la opción de marcar al argentino.

La situación se aplazó al minuto 77, cuando el ‘9’ cayó derribado en el área por el defensor holandés Stefan De Vrij y, esta vez de forma definitiva, el colegiado volvió a indicar el punto de máximo castigo.

Mauro Icardi tomó la pelota y no falló, engañando con su lanzamiento al arquero y poniendo las tablas momentáneas con su tanto número 29 en esta Serie A, que le hace compartir el capocannoniere con Ciro Immobile.

El capitán impulsó al Inter de Milán a por la remontada y, después de que la Lazio se quedara con diez tras la expulsión del bosnio Senad Lulic, fue Matías Vecino (81) quien la culminó.

Apenas habían pasado tres minutos del 2-2 cuando el volante Marcelo Brozovic puso en el área pequeña un centro desde la esquina, lugar donde se impuso por alto el volante charrúa para cabecear picado y hacer el 3-2 definitivo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo