VIDEO. Álvaro Arzú no imaginó que anunciaría la peor tragedia del futbol guatemalteco

El exmandatario tomó el micrófono y mostró gran tristeza en el evento deportivo.

Por Reina Damián

Era una noche de fiesta y el entonces presidente, Álvaro Arzú, estaba en el palco listo para ver el espectáculo, sin imaginar que terminaría anunciando la gran tragedia, en el entonces Mateo Flores.

Y es que el exmandatario del país también será recordado por haber sido una de las personalidades presentes en el estadio, el día que 84 aficionados perdieron la vida.

Fue el 16 de octubre de 1996, y la Selección Nacional se enfrentaría a Costa Rica en un partido de la eliminatoria rumbo al Mundial de Francia, cuando una avalancha humana segó la vida de los seguidores de la azul y blanco, quienes murieron por asfixia, en el ahora Doroteo Guamuch Flores.

Tras el accidente, el coloso de la zona 5 fue suspendido durante ocho meses por la FIFA y la Selección Nacional debió sostener sus partidos en condición de local, Estados Unidos.

Arzú se encontraba junto con el mandatario de Costa Rica, y al ver lo que ocurría, bajó a la gramilla y al darse cuenta de la magnitud del accidente, tomó el micrófono y tras lamentar la muerte de los aficionados, pidió un minuto de silencio y luego decretó tres días de duelo nacional (minuto 3:10 del video).

“Pido un minuto de silencio por todas estas inocentes víctimas y desde ya decreto tres días de duelo en todo el país”, dijo entonces.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo