¿En qué clubes de futbol jugó Emerson Marroquín antes de ser señalado de asesinato?

El exfutbolista fue capturado en Texas, Estados Unidos.

Por Reina Damián

Antes de ser señalado por el asesinato de Gabriela Barrios, Emerson Marroquín, hijo de un famoso exfutbolista, jugó en reconocidos clubes en Guatemala, pero una tragedia truncó su carrera y ahora lejos de hablar de sus éxitos, se espera su deportación de Estados Unidos.

Este lunes se conoció sobre la captura del exfutbolista guatemalteco acusado de ser el asesino material de la muerte de la Gaby Barrios, pero mientras las autoridades esperan su llegada, pues fue detenido en Texas, Estados Unidos, la afición futbolera ha comenzado a preguntarse ¿quién era este personaje?.

Hijo de reconocido exjugador

Marroquín, ahora de 40 años, es recordado por haber sido uno de los futbolistas que tuvo el privilegio de vestir la camiseta de varios equipos profesionales en Guatemala. Pero su fama también se debió a que es hijo del reconocido exjugador de Xelajú, Sergio “Chejo” Marroquín, quien se coronó con los superchivos en 1980 y que además vistió los colores de la Selección Nacional.

Siguiendo los pasos de su padre, Emerson se unió desde pequeño a las fuerzas básicas del club Xelajú, ganando su primer título de Liga Nacional en 1996.

También jugó en equipos de la Primera y la Segunda División, llegando a vestir las camisetas de Marquense, Suchitepéquez, Xinabajul, Peñarol La Mesilla, Ayutla y Deportivo San Pedro, este último era dirigido por su papá.

Tragedia

Sin embargo, parece que su carrera como deportista se vio truncada en 2008, cuando recibió la trágica noticia de que su padre había sido asesinado a balazos junto con su compañera de hogar, incidente en el que también resultó herida su hija.

“Chejo regresaba de la iglesia Bhetania, donde participó del culto dominical y se dirigía a su residencia cuando desconocidos le interceptaron el paso y dispararon contra el auto en el que se conducía”, explica el sitio “Noticiasdelvalle.com”, en un artículo publicado el 3 de noviembre de 2008.

Este hecho habría impactado la vida del entonces jugador, al que poco tiempo después, ya no se le volvió a ver en ningún equipo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo