Rooney recibe un duro castigo económico pero perderá algo más que dinero

El futbolista se arriesgó más de la cuenta y terminó frente a un juez en Inglaterra.

Por Reina Damián

El delantero inglés Wayne Rooney recibió un duro castigo económico pero perderá algo más que dinero por su peligrosa desobediencia.

Y es que su club, el Everton, lo multó este miércoles con dos semanas sin cobrar su sueldo después de que se declaró culpable por conducir ebrio.

Sin embargo, el dinero no será lo único por lo que se lamente el atacante inglés, pues también fue condenado a 100 horas de trabajo comunitario y se le retiró el permiso de circulación durante dos años.

El sueldo que no recibirá Rooney, que asciende aproximadamente a 340 mil euros, será donado a la organización benéfica “Everton in the Community”, una de las organizaciones deportivas líderes en el país que opera en la ciudad de Liverpool desde 1998, informó el diario español “AS”.

Rooney se presentó a un juzgado de Stockport en Mánchester y pidió perdón por su comportamiento, además reconoció que fue  un error haber manejado ebrio.

El futbolista fue pescado cuando recibió el alto en un control de alcoholemia cuando el 1 de septiembre se conducía en su vehículo a las dos de la madrugada por la localidad de Wilmslow, en Cheshire, al norte de Inglaterra.

Las muestras que le fueron tomadas revelaron que Rooney conducía con un nivel de alcohol en el organismo tres veces superior al límite permitido.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo