Colombia pone medidas extremas y espera una final de alto riesgo

Colombia Final del Torneo Apertura 2017.

Por AP

La alcaldía de Cali, Colombia, puso medidas extremas para la final del futbol de esta noche, que se prevé será de alto voltaje, aunque algunos las han considerado exageradas.

Las autoridades decretaron una ley seca y un toque de queda para menores en la noche de este miércoles con la esperanza de evitar episodios de violencia asociados con el partido de ida de la final del torneo Apertura entre Deportivo Cali y Atlético Nacional.

Los grupos más agresivos de aficionados tienen jóvenes que consumen bebidas alcohólicas, drogas y llevan machetes y otro tipo de armas, declararon las autoridades.

El partido de ida se disputa esta noche en el estadio Palmaseca de Cali en Palmira, en las afueras de Cali, mientras que el de vuelta se llevará a cabo en el Atanasio Girardot, el domingo.

"Se dispuso el cierre de fronteras en la ciudad (Cali) para la entrada y salida de barras organizadas así como su tránsito en grupo por las calles", anunció el secretario de Seguridad y Justicia Juan Pablo Paredes.

La alcaldía prohibió arrojar agua, harina, el uso de pólvora y suspendió además los permisos para cualquier actividad en tarimas y las vías.

Un helicóptero sobrevolará la ciudad para detectar posibles disturbios.

Un joven con la camiseta roja de América de Cali murió apuñalado durante una riña mientras seguidores de Deportivo Cali festejaban el domingo la clasificación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo