El canciller Carlos Raúl Morales y su homólogo de Belice, Wilfred Elrington, reafirmaron en Washington su compromiso para solucionar de manera pacífica el diferendo territorial que ambos países mantienen.

Durante una reunión, en la que también participó el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, los ministros de Relaciones Exteriores conversaron sobre el altercado que sucedió hace unos días en el río Sarstún.

Belice denunció que las autoridades de Guatemala fueron “extremadamente hostiles” con la tripulación de un barco militar beliceño que navegaba por el río Sarstún, ubicado en la frontera no delimitada entre ambos países.

Guatemala aclaró después de que era “falso que se afirme que los oficiales guatemaltecos se comportaron en una manera extremadamente hostil y amenazadora”, como denunció Belice.

Sobre este hecho, los funcionarios coincidieron en que “el tema de fondo será resuelto en definitiva por la Corte Internacional de Justicia y reafirmaron su vocación de solucionar las controversias de manera pacífica, buscando acercamientos y evitando confrontaciones”, de acuerdo con un comunicado de prensa de la Cancillería.

El problema

Los dos países mantienen un litigio fronterizo desde hace más de 150 años y en la actualidad no existe una frontera delimitada entre Guatemala y la excolonia británica.

Guatemala reclama 12 mil 272 kilómetros cuadrados del territorio que hoy ocupa Belice, lo que representa un poco más de la mitad de ese país.

Con información de EFE