El juicio especial por genocidio cumplió el tercer día a puerta cerrada en el Tribunal de Mayor Riesgo B, a cargo de María Castellanos. Durante este viernes, se supo que los juzgadores multaron con Q1 mil a militar retirado José Efraín Ríos Montt y a su abogado, que lo representa, Jaime Hernández, por decir “ofensas” en la audiencia.

Fue Hernández quien habría emitido “improperios” en el juicio que se realiza sin la presencia de la prensa. Solo pueden ingresar las víctimas y los abogados.

El defensor de Ríos Montt deberá pagar la multa para continuar en el segundo juicio por genocidio y lesa humanidad. El exgeneral que gobernó el país, de facto, de 1982 a 1983 fue declarado “demente” en julio del año pasado y por eso se realiza el juicio “especial” y es representado por su abogado. Junto al exmilitar también está enjuiciado José Mauricio Rodríguez, quien era el jefe de Inteligencia.

Ambos son señalados de la muerte de mil 771 indígenas ixiles durante el tiempo que estuvieron en el poder en el marco de un conflicto armado interno de 36 años que finalizó en 1996 con la firma de la paz y dejó 250 muertos o desaparecidos.

El juicio se suspendió y seguirá después de la Semana Santa, el 28 de marzo.

El 10 de mayo de 2013 Ríos Montt fue condenado a 80 años de prisión y diez días después la Corte de Constitucionalidad (CC) anuló el fallo y ordenó repetir el juicio por “errores procesales”. Rodríguez fue absuelto.

El 16 de marzo se inició el juicio “especial” luego de tres intentos que retrasaron el proceso desde el año pasado por amparos.

Leen plan militar

Durante el tercer día del juicio fue leído el Plan Sofía, utilizado por el ejército durante el conflicto armado interno. Héctor Reyes abogados de las víctimas mencionó que  "el plan se ejecutó específicamente durante un mes entre julio y agosto de 1982 en el área ixil lo que dio pie a que se cometieran graves violaciones a los derechos Humanos".