Al finalizar el encuentro con Joe Biden, vicegobernante de Estados Unidos, que se realizó en Blair House, un edificio aledaño a la Casa Blanca, los presidentes Jimmy Morales, de Guatemala; Salvador Sánchez Cerén; de El Salvador; y Juan Hernández, de Honduras, suscribieron una declaración conjunta, en la que se comprometieron a impulsar una serie de acciones en cada uno de sus países.

En el caso de Morales, los tres compromisos son, según el documento:

  • Incrementar las investigaciones contra el tráfico de personas (seguimiento a la llamada “ley anticoyotaje”) y reforzar la persecución penal sobre este tema.
  • Mejorar el control del gasto público y la recaudación fiscal, lo que incluye cambios en el manejo de los procesos aduaneros.
  • Definir un plan que proporcione servicios vocacionales-técnicos para los jóvenes, en especial la población del Occidente (la región del país que aporta más migrantes a Estados Unidos).

Durante la reunión, el funcionario estadounidense, les exhortó, de nuevo, a continuar adoptando medidas para combatir la corrupción. “Queremos apoyar la capacidad de erradicar la corrupción. Además, para que podamos convencer al Congreso este año, con suerte, de que apruebe otros US$750 millones, vamos a tener que seguir dando pasos juntos, asegurar una serie de cosas, y una de las más importantes es tener menos migrantes embarcados en un viaje peligroso a Estados Unidos”, les expuso.

AP

Foto:

De acuerdo con la declaración conjunta, los funcionarios acordaron “combatir el tráfico de personas, continuar los esfuerzos para fortalecer la seguridad fronteriza, expandir el capital humano, reforzar los ministerios públicos y las instituciones encargadas de administrar justicia”.

“Durante la reunión con Biden, logramos un avance importante, ya que se nos permitió un cuerpo consultivo donde participará el Gobierno, la iniciativa privada, empresarios, sociedad civil y alcaldes para echar a andar los proyecto del plan de la Alianza para la Prosperidad”, aseguró Morales