El ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Morales, informó que los US$750 millones que el Congreso estadounidense aprobó el año pasado para Centroamérica estarán disponibles a partir de octubre, bajo la supervisión de la Agencia de los Estados Unidos de América para el Desarrollo Internacional.

Estos recursos forman parte del aporte que esa nación hará para echar a andar la Alianza para la Prosperidad, cuyo propósito es frenar la migración ilegal e incentivar el desarrollo en los países del triángulo norte.  “Aunque la aprobación de esos recursos fue en diciembre del año pasado, EE. UU. requiere de una serie de procedimientos, ya que la preparación de los proyectos es bajo la responsabilidad de ese país”, explicó.

Agencias

Foto:

En el marco de la preparación de ese plan, los mandatarios de las tres naciones, Jimmy Morales, de Guatemala; Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador; y Juan Orlando Hernández, de Honduras, se reunirán con el vicegobernante estadounidense, Joe Biden, el próximo 24 de febrero en Washington.

“Biden realizó una invitación. El encuentro será en La Casa Blanca de 12 del mediodía a cuatro de la tarde”, informó el canciller. Agregó que una de las propuestas que los tres mandatarios impulsarán durante el encuentro con Biden es que el ente autónomo que se debe crear para manejar los fondos pueda estar compuesto por los ministros de gobierno, el sector privado, la sociedad civil y el embajador de EE. UU. de cada nación.

La última vez que los cuatro funcionarios coincidieron fue el 14 de enero, previo a la toma de posesión de Morales. En esa oportunidad, también discutieron sobre esa iniciativa.

El Plan de la Alianza para la Prosperidad fue presentado por las tres naciones a finales del 2014 en Washington, Estados Unidos, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo.