“Yo sé que Belice me odia” dijo Carlos Alvarado padre de Julio, el niño de 13 años que murió baleado en la zona de adyacencia con Belice tras el ataque perpetrado por soldados beliceños.

Ejército de Guatemala

Foto:

“Ellos me atacaron fuertemente cuando caminaba” relató Alvarado al hablar de lo ocurrido el 20 de abril. Asimismo, recordó que del grupo de soldados fueron tres quienes los atacaron. Aseguró que les dispararon a una distancia de aproximadamente cinco metros y que el ataque duró entre 15 y 20 minutos.

Cuando regresó por su hijo, vio que ya había muerto, en ese momento recibió una herida de bala en la pierna y prefirió huir, porque no podía hacer nada más por Julio, recordó.

“Ellos tiran con diferentes armas” mencionó Alvarado al decir que la herida de bala que él sufrió fue hecha con un calibre distinto a las balas que impactaron a su hijo.

El padre del menor negó la versión de Belice, quien indicó en un comunicado que los disparos fueron en defensa propia.
 

Alvarado explicó que ya no puede regresar a su casa. “Yo tengo miedo porque vivo muy a la orilla de la línea (zona de adyacencia) y las tropas allí se mantienen, indicó en referencia a las patrullas beliceñas.

Por el momento él y su familia reciben atención en el Centro Médico Militar.

Ejército de Guatemala

Foto:

El caso es conocido en diferentes instancias, sobre todo para pedir acompañamiento, en gestiones efectuadas por el Canciller, Carlos Morales.

Con información de Emisoras Unidas.