El primer ministro de Belice, Dean Barrow, aseguró este lunes haber dialogado con el presidente, Jimmy Morales, y que la crisis provocada por la muerte de un niño guatemalteco a manos de soldados beliceños, la semana pasada, fue superada.

El presidente Morales "estuvo de acuerdo conmigo en frenar el escalamiento de tensiones" y en que "debemos encontrar un modus operandi para eliminar la posibilidad de un conflicto entre nuestros dos países en la zona de adyacencia", puntualizó Barrow en conferencia de prensa.

El gobierno de Guatemala denunció el pasado jueves que militares beliceños dispararon contra los miembros de una familia campesina en la disputada zona limítrofe entre los dos países, matando a un niño de 13 años e hiriendo a un adulto y otro menor de 11, padre y hermano de la víctima.

El primer ministro beliceño lamentó la muerte del niño pero reiteró que el incidente fue desatado por "hombres guatemaltecos armados" que en esa misma área y en varias ocasiones dispararon contra los efectivos del ejército de Belice.

Según Barrow, estos "peligrosos guatemaltecos" realizan actividades de pillaje de los bosques y otros recursos naturales de Belice, por lo que el ejército de su país "tiene todo el derecho de defenderse a sí mismo y de defender nuestro patrimonio".

En tanto, Morales anunció este lunes que su gobierno acompañará a la familia del niño fallecido a presentar una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El sábado, durante una visita a Washington, Morales pidió al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que ordene una investigación imparcial del incidente.
 

Presidencia

Foto: