El ánimo y la tranquilidad de quienes trabajan o reciben asistencia en el Hospital General San Juan de Dios ha cambiado a tal grado de percibirse “temor”, afirmó la ministra de Salud Lucrecia Hernández Mack.

El “ambiente de temor” del que hablan las autoridades se registra luego de un incidente del martes 6 de septiembre donde se capturó a una mujer que llevaba un arma de fuego, supuestamente con la que se atentaría contra un líder pandillero que recibía atención médica en la consulta externa.

El viernes en horas de la tarde fue asesinada a balazos la comunicadora social del Hospital General, Ana Leonor Guerra Olmedo, en una de las salidas del centro asistencial.

PNC

Foto:

La ministra de Salud hizo un llamado a “a tener un sentido de alerta pero no de alarma y mantener la calma en la medida de lo posible para seguir operando y no inmovilizarnos como un hospital que debe de continuar dando atención”.

En cuando a los practicantes de medicina, Hernández Mack indicó que "se retiraron el fin de semana y ese lunes se está evaluando cuando pueden regresar a realizar sus prácticas".

Este lunes el ministerio emitió un comunicado en el que hizo un llamado a evitar hasta donde sea posible el traslado de reos al Hospital General.