“En los próximos días” se realizará una audiencia a la que serán citados el hijo y el hermano del presidente Jimmy Morales por el caso de corrupción “Botín del Registro de la Propiedad”.

La Fiscalía ha confirmado que solicitará en el Juzgado Sexto Penal, que dirige Silvia de León, incluir en su agenda una audiencia en la que deberán acudir José Manuel Morales Marroquín y Samuel “Sammy” Everardo Morales, hijo y hermano del gobernante respectivamente.

El caso

El 1 de septiembre de 2016 la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) plantearon el caso y la Policía detuvo a 18 personas por la contratación de personal de manera irregular en el Registro General de la Propiedad que dirigió de 2012 a 2015 la exdiputada del Partido Patriota (PP) Anabella de León, quien fue señalada como la cabecilla de la estructura y enviada a la cárcel Mariscal Zavala.

En este proceso la entidad pagó Q90 mil al restaurante Fulanos y Menganos por 564 desayunos a los empleados y el testimonio de Mario Estuardo Orellana López comprometió al hijo del mandatario.

Orellana López explicó que el subjefe de compras de la entidad Edwin Ariel García Arévalo contactó a su esposa para comprar canastas navideñas y se debía facturar. Entonces contactaron al novio de su hija, Morales Marroquín (el hijo del presidente) quien les “consiguió” una factura de Carnes y Ensaladas, S. A. (Fulanos & Menganos). Esto sucedió en diciembre de 2013.

Sammy” Morales, hermano del gobernante, fue quien “hizo un favor” y le entregó la factura a su sobrino, según lo hizo ver el 12 de septiembre de 2016 cuando declaró en la Fiscalía. “Todas mis acciones fueron de buena fe”, mencionó. El hijo del presidente declaró el 7 de septiembre de 2016 a la Fiscalía.

Delito

La Fiscalía detalla que la conducta de ambos se encuadra en “la simulación de un servicio” que está tipificado en el artículo 1284 del Código Civil.

Con arraigo

El 15 de septiembre de 2016 un juez de turno ordenó el arraigo en contra del hijo y el hermano del presidente Morales, quien ha permanecido en silencio y alejado de los periodistas para evitar hablar del caso. Solo el 13 de septiembre de 2016 cuando compartió un mensaje acompañado de su esposa Patricia Marroquín de Morales.

Algunos funcionarios han mostrado apoyo al presidente.