La jueza del Juzgado de Mayor Riesgo A, Claudette Domínguez, reanudó la audiencia de fase intermedia del Caso Creompaz, aunque sin la presencia de los militares implicados en el mismo, debido a que fueron retirados del lugar por su estado de salud y por el inclemente calor que había en la sala.

Pero antes que eso, se debía dilucidar lo que sucedería con el implicado Luis Alberto Paredes Nájera, ya que con anterioridad el Inacif presentó varios informes en los que se le ha declarado por incapacidad mental. De hecho, la jueza Domínguez expuso que “tiene alucinaciones visuales, auditivas, confusión, delirio y todos estos factores clínicos pueden ir hacia un deterioro progresivo”.

Por su parte, la fiscal Hilda Pineda, indicó que solicitaba que Paredes Nájera fuese ingresado al hospital Federico Mora para corroborar su estado de salud.

Luego de un receso breve, la Fiscalía inició la imputación de los hechos a los exmilitares, entre ellos, el general Manuel Lucas García, hermano del expresidente de Guatemala, Benedicto Lucas García.

En la base militar Centro Regional de Entrenamiento de Operaciones de Mantenimiento de Paz (Creompaz), ubicada en Cobán, Alta Verapaz, hubo violaciones a derechos humanos, según el argumento del Ministerio Público (MP).

Cabe mencionar que desde tempranas horas de la mañana, varios simpatizantes de los exmilitares realizaron una protesta afuera de la Torre de Tribunales, con varias consignas de apoyo. Inclusive, el dirigente y exmilitar Boris Lemus, le gritó varias frases el embajador de Estados Unidos, Todd Robinson.

Momento en el que los exmilitares implicados se retiran de la sala: