El abogado y excandidato a la vicepresidencia por el partido Libertad Democrática Renovada (Líder) Edgar Barquín respondió al testimonio del empresario Francisco Morales Guerra, alias “Chico dólar” en el caso Lavado y política en la que lo acusa de amenazas.

No soy ninguna persona que amenaza a nadie, no lo he amenazado. Me extrañan su testimonio al juez”, se refirió Barquín vía telefónica.

Durante una audiencia Morales le explicó al juez Miguel Gálvez estar amenazado. “Si me pasa algo culpo a los Barquín, a Jaime Martínez Lohaiza y a Óscar René Méndez, quien me dijo que si hablaba estaba muerto”.

Francisco Morales, Chico dólar.

Francisco Morales, Chico dólar.

Publinews

Foto:

Barquín explicó a Publinews que no tiene necesidad de amenazar y recuerda que “molestó” a muchas personas por las denuncias que interpuso en la Intendencia de Verificación Especial (IVE) cuando dirigió el Bando de Guatemala (Banguat).

“Al señor Morales solo lo vi una vez cuando nos reunimos en el Banco y nada más”, añadió Barquín.

Alejado

El excandidado a la vicepresidencia añadió que está alejado de la política y espera que le notifiquen cuando será la audiencia para saber si enfrentará juicio por tráfico de influencias por su vinculación en el caso de haber financiado campañas políticas, según la acusación de la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Ahora estoy dedicado a mis actividades profesionales y asesorías financieras y bancarias, estoy alejado de la política porque es una situación que en el país debe mejorarse”, agregó Barquín.

Al consultarle por el empresario y abogado Manuel Baldizón se refiere a que “solo he hablado por teléfono dos veces, ni lo he visto”.

En libertad

El 23 de octubre de 2015, el juez de Mayor Riesgo B, Miguel Gálvez, favoreció al político Barquín al dictarle arresto domiciliario y a firmar un libro de asistencia de los procesos cada 15 días.

El ex presidente del Banguat fue acusado de ayudar a “Chico dólar” para evitar una investigación de la Intendencia de Verificación Especial. Por este caso hay 11 personas en prisión, entre ellas un fiscal.

Barquín fue señalado como “el mero mero del banco” y “el punta de lanza” en las escuchas telefónicas que interceptó la fiscalía. Además se difundieron tres conversaciones que tuvo con el empresario Morales, alias “Chico dólar”, cabecilla de un grupo de lavado de dinero.

La red habría lavado hasta Q937 millones según la acusación.