El miércoles 20 de abril fueron llevados ante el Juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, todos los implicados, que han sido capturados, en el caso donde se investiga un supuesto soborno que pagó la empresa Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) para ser favorecida con firmar un contrato que le permitió obtener un usufructo para operar en la Empresa Portuaria Quetzal.

Ese día los abogados defensores argumentaron que no conocían del todo la acusación, por lo el juez aplazó la audiencia de primera declaración hasta el lunes 25.

Una de las pruebas con las que cuenta el MP es la declaración en anticipo de prueba del colaborador eficaz, Juan Carlos Monzón, quien fue secretario privado de la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti. El audio de ese testimonio duró cuatro horas.

Kenneth Monzón

Foto:

Al día siguiente se dieron a conocer otros testimonios. Entre ellos el del dueño de una empresa de transporte marino quien reveló que Monzón negoció compra de lanchas a favor de Baldetti y del expresidente, Otto Pérez Molina.

El 27 de abril fue escuchado un audio del “Testigo A”, quien es César Medina Farfán, vinculado al Caso Redes. En la acusación de ese día se indicó que el soborno para lograr el contrato con TCQ fue de 30 millones de dólares.

La fiscalía siguió con la imputación contra los acusados el jueves 28. Al momento de preguntarle a Pérez Molina si quería declarar, aceptó. En su defensa rechazó las acusaciones, criticó a la CICIG y al MP, e incluso, se le entrecortó la voz al hablar de su condición de privado de libertad. El expresidente no quiso responder a las preguntas, al igual que Baldetti.

Luis Carlos Nájera

Foto:

Este viernes continuará la audiencia de primera declaración, en la que se dará la oportunidad al resto de señalados de prestar declaración.