No es la primera vez que ocurre un incendio en el mercado La Terminal de la zona 4 y tampoco la primera en que fallecen personas. Luego de las tragedias ha sido difícil para las autoridades establecer el origen del fuego, y solo se ha especulado entre velas encendidas o corto circuito.

Los materiales de construcción de los locales comerciales los hacen vulnerables ya que son de techo de lámina con paredes de madera. Además, el producto almacenado, en ocasiones, ayuda a la propagación inmediata de las llamas, ya que se ha quemado granos básicos, bolsas de plástico, papel o cartón.

Bomberos Municipales

Foto:

Otros locales están construidos con mejores materiales tienen persianas metálicas como puertas, pero al momento de un siniestro de ese tipo se vuelven una complicación por la dificultad para ser abiertas.

Emisoras Unidas

Foto:

Los pasillos angostos también suman a favor de la tragedia. Cuando comienzan la voz de alarma de incendio en el interior del mercado, los primeros en correr con cubetas con agua son los locatarios, situación que dificulta el trabajo de los bomberos.

Emisoras Unidas

Foto:

Al llegar, los socorristas tiene la complicación de trasladarse a pie y llevar consigo las mangueras, sobre todo por la distancia, porque en el lugar no hay hidrantes y los camiones para combatir incendios quedan lejos, por la dificultad de ingreso.

Bomberos Voluntarios

Foto:

Uno de los incendios que más víctimas se cobró fue el ocurrido en noviembre de 2006, en el que fallecieron 18 personas. La mayoría perdieron la vida asfixiadas ya que prefirieron resguardase en sus locales y bajar las persianas metálicas, porque en esa ocasión el fuego se inició en las ventas de juegos pirotécnicos.

En marzo de 2014 hubo otro incendio. Las perdidas fueron millonarias. Por la destrucción, las autoridades consideraron derribar un sector, pero solo lo reconstruyeron.

Para retomar sus negocios, incluso, se ofreció créditos a los vendedores. Algunos locatarios aún no salen de esa deuda. Las autoridades de gobierno también hicieron ofrecimientos de apoyo. 

Este viernes, de nuevo en marzo, las llamas destruyeron casi 40 locales y se cobraron la vida de dos adolescentes.
 

Emisoras Unidas

Foto: