El vocero presidencial, Heinz Hiemann, informó que el Organismo Ejecutivo hará una consulta a la Corte de Constitucionalidad (CC) para establecer si la normativa, que contempla cárcel contra quienes no asistan a citaciones del Congreso de la República, fue aprobada conforme a derecho.

En la sesión del martes, los diputados del Congreso  decidieron que siga vigente la ley que sanciona a los funcionarios que no atiendan citaciones de diputados. El decreto había sido vetado por el presidente, Jimmy Morales.

“Veté las reformas al Código Procesal Penal y a la Ley de Antejuicio, porque creemos que es un coacción y una interferencia de labores”, argumentó Morales, días atrás cuando criticaba citaciones a ministros

“Espero no ser profeta, pero a partir del día que esta ley entre en vigor tendremos a los ministros citados por cualquier persona” afirmó este martes el jefe de bancada de FNC-Nación, Javier Hernández Franco.