Sorpresivamente el Congreso le dio luz verde a la norma que prorroga por 10 años más los incentivos fiscales de los que gozan las maquilas y otras empresas acogidas a la Ley de Zona Francas como los call center. Además, garantiza el acceso a todos los trabajadores al seguro social.

El sector exportador y de textiles abogó, durante el año pasado, para esta iniciativa fuera aprobada.

La plenaria comenzó con un minuto de silencio por las víctimas del conflicto armado interno. Prosiguió la agenda del día. En el punto en el que se disponían a aprobar en su primer debate el documento, se presentó una moción que fue apoyada con 109 votos para conocerlo de urgencia nacional. Después, con el apoyo de 112 congresistas se le dio luz verde en una sola discusión.

No todos los funcionarios estuvieron de acuerdo. El diputado de Convergencia, Álvaro Velásquez, criticó que esta acción. “Hoy se esta viendo la defensa de poderes económicos. Se aprobará como si fuera una carrera de caballos”, expuso.

“Brinda la certeza jurídica para que por lo menos cien mil personas conserven el empleo que generan sectores de servicio tipo call y contact center y de vestuario y de textiles”, de acuerdo con un comunicado de prensa del Ministerio de Economía. “También se crearán las condiciones necesarias para incentivar más inversiones en estos dos sectores, para que se generen más plazas de empleo”, se consigna.

“Esta norma ayudará a conservar las inversiones, atraerá nuevas y logrará que se fomente la generación de empleo principalmente en las áreas urbanas. La ley establece el marco jurídico necesario para la toma de las decisiones de inversionistas en estos rubros”, informó Rubén Morales, titular de la cartera económica.

“Es un  paso para que regresen las inversiones a Guatemala y que siga creciendo esta noble industria que es de vestuario y textiles. El sector de Vestuario y Textiles sigue siendo el primer generador de divisas del país después de las remesas familiares y nosotros queremos que siga creciendo, queremos exportar ropa ya no queremos exportar personas, entonces estamos muy contentos que este sector va a seguir exportando prendas de primera calidad a todo el mundo”, expuso Antonio Malouf, vicepresidente de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport).

El colectivo de defensoras de derechos humanos y económicos de las mujeres criticó la aprobación por que considera que “se mantienen los privilegios fiscales y los salarios diferenciados en las maquilas”. “Permite la violación a los derechos de los trabajadores”, aseguró Alejandro Argueta, de la Confederación Central General de Trabajadores de Guatemala.