¿Hace cuánto que no vas al Cerrito del Carmen? Si tienes algún tiempo de no visitar esta preciosa ermita en pleno corazón del Centro Histórico, te pierdes de algo grandioso.

El sonido de los pájaros, las abundantes flores y árboles por doquier, inspiran a cualquier artista a pintar un lienzo o a componer una canción.

De hecho, si no sabes ninguna disciplina artística, aquí puedes aprender a pintar, a tocar guitarra o sencillamente deleitarte con las melodías que ejecutan los experimentados músicos que, domingo a domingo, visitan el lugar.

Puedes recorrer los senderos del Cerrito y disfrutar del agradable sonido ambiente con toda tranquilidad y lo mejor de todo, con seguridad.