La falta de permiso para operar como bares, centros nocturnos o cantinas hizo que la municipalidad de Guatemala clausurara en las últimas semanas aproximadamente 15 establecimientos que algunos están registrados como viviendas particulares en el Centro Histórico.

Carlos Sandoval, vocero de la comuna capitalina, indicó que los operativos se deben por los últimos ataques en la zona 1 donde han fallecido más de siete personas y otros heridos, ya que algunos de los inmuebles no cuentan con las normas para vender bebidas alcohólicas, aunque reconoce que se han cerrado algunos negocios pero vuelven a operar con el transcurso del tiempo.

El funcionario indicó que se conformó un grupo multisectorial donde participa la Policía Nacional cIvil, el Ministerio Público, el Juzgado de Asuntos Municipales, la Superintendencia de Administración Tributaria, la municipalidad y los ministerios de Salud y Ambiente, pues han recibido denuncias por personas que ingieren licor en la vía pública y portan armas.

Sandoval mencionó que las multas a los negocios van entre Q5 mil a Q500 mil, dependiendo de la falta que imponga el juez.

Usuarios de redes han rechazado la medida de las autoridades y muestran su apoyo a ciertos negocios nocturnos.