"Sale más barato parar los impuestos ", dijo el jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Juan Solórzano Foppa, cuando dio a conocer que la empresa Aceros de Guatemala, investigada por fraude, pagó el impuesto que debía más el 100 por ciento de los intereses y la multa.

Solórzano Foppa brindó una conferencia de prensa junto a la Jefa del Ministerio Público (MP), Thelma Aldana, la fiscal de sección, Ana Elena Guzmán, y el titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez.

Oliver de Ros

Foto:

La fiscal Guzmán explicó que tras el pago de la deuda se solicitará que se levante la medida de intervención de la empresa, pero el proceso penal ante el Juzgado Séptimo continuará, indicó.

La Fiscal General explicó que contra Aceros de Guatemala ya se habían presentado tres querellas en 2012. La primera fue en marzo por Q13 mil 641, la segunda en junio por Q200 millones 829 mil 655 y la tercera por Q60 millones 485 mil 617.

En julio de 2015 la SAT presentó otras tres querellas por falsificación de 178 de los sellos bancarios impresos en formularios FAUCA, las tres suman Q11 millones 310 mil 865 de impuestos defraudados.

Se estima que la empresa pagó más de Q800 millones, para cumplir con el fisco.

"Es el pago más grande que cualquier entidad haya hecho por impuestos", dijo Solórzano Foppa dijo que con lo que percibido se dejaría casi nula la brecha fiscal de desde año, que para marzo era de Q431 millones.