“Sirve para recuperar la confianza”
Claudia García, analista de Asíes

Es una acción que debió tomarse para garantizar el pago de los impuestos, pero por los montos que se presume que fueron evadidos llevará un tiempo recuperarlos, ya que pueden irse por la vía legal y los tribunales demoran para resolver esos casos. Por aparte, la medida sirve para recuperar la confianza del contribuyente, porque después del escándalo de La Línea la moral tributaria bajó. A la vez, hay que fortalecer a la SAT.

“El interventor será nombrado por la SAT y son medidas precautorias consideradas necesarias”, Thelma Aldana, fiscal general del MP

La petición de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) es para recuperar los impuestos no pagados.

Juan Francisco Solórzano Foppa, titular de la SAT, confirmó que la intervención a la empresa es una medida cautelar para tomar el control de las cuentas bancarias y las transacciones de la empresa.

Solórzano indicó que durante ese proceso se designaron a 15 auditores y dos abogados para recuperar los ingresos que se dejaron de percibir por los impuestos que se presume que evadió Aceros de Guatemala.

Además, el jefe de la SAT mencionó que se evalúan otras empresas puedan ser intervenidas, pues estarán tomando las medidas pertinentes, ya que hay procesos penales avanzados.

Estamos recuperando los millones de quetzales que fueron defraudados y hasta que no terminen de pagarnos el último centavo no nos vamos a ir”, resaltó Solórzano.

La fiscal general Thelma Aldana indicó que la medida contra la empresa implica la intervención de la caja, por lo que el interventor será una persona propuesta por la SAT, ya que son medidas precautorias que se consideraron necesarias.

En horas de la tarde de ayer las autoridades de la SAT se presentaron a las oficinas de Aceros de Guatemala, en la zona 14, para iniciar con la intervención.