Desde hace tres semanas la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) intervinó a la empresa representante de Farmacias Galeno, medida que no ha repercutido en las operaciones de esa compañía, para recuperar lo defraudado.

Según el titular de la SAT, Juan Francisco Solórzano, el monto que tiene que pagar esa compañía entre multas e intereses es de aproximadamente Q5 millones.

Estamos recuperando los millones de quetzales que fueron defraudados y hasta que no terminen de pagarnos el último centavo no nos vamos a ir de esa empresa”, resaltó Solórzano.

Aunque el superintendente reconoció que Farmacias Galeno ha mostrado voluntad para saldar la deuda realizando pagos parciales, pero hasta que se recuperen los ingresos que se dejaron de percibir se decidirá que acciones legales continuarán.

Solórzano no descarta continuar con intervenir otras empresas donde los procesos penales han avanzado junto con la fiscalía de delitos económicos.