En el Juzgado de Mayor Riesgo C, a cargo de Víctor Herrera, se desarrolló la continuación de la audiencia contra 5 militares retirados señalados de la desaparición del joven Marco Molina Theissen, ocurrida el 6 de octubre de 1981.

Este jueves la defensa afirmó ante el juez que "no hay elementos nuevos" para imputar los delitos a Manuel Benedicto Lucas García, quien fue jefe del Estado Mayor del Ejército.

Kenneth Monzón

Foto:

El exmilitar es acusado de haberse enterado de la desaparición del adolescente Marco Molina Theissen. El hecho ocurrió hoy hace 35 años en Mixco. En la sala donde se desarrolla la audiencia están la madre y la hermana del menor.

Los otros cuatro militares procesados en este caso son Francisco Gordillo (quien integró triunvirato con Efraín Ríos Montt), Hugo Zaldaña, Edilberto Letona y Manuel Antonio Callejas Callejas, quien dirigió la Dirección de Inteligencia Militar en 1982 y luego estuvo en la subdirección del Estado Mayor de la Defensa Nacional y fue el jefe del Estado Mayor Presidencial.

Kenneth Monzón

Foto:

La desaparición

El 6 de octubre de 1981, soldados vestidos de civil irrumpieron en una residencia de la colonia Florida, zona 19, donde habitaba la familia del adolescente Marco Antonio Molina Theissen. De forma violenta sacaron de su vivienda al joven de 16 años, frente su madre, Emma.