Tres atentados terroristas sacudieron Bruselas, capital de Bélgica, este martes 22 de marzo de 2016, dejando al menos 34 muertos y más de 100 heridos, informaron autoridades.

Dos de las explosiones se produjeron en el Aeropuerto Internacional de Zaventem, al noreste de la capital belga, con una balance provisorio de al menos 11 muertos. El fiscal federal de Bélgica, Federic van Leeuw, indicó que uno de los atentados habría sido causado por "un kamikaze".

Otra explosión ocurrió un poco más tarde en el metro de Bruselas, en la estación Maalbeek, dejando varias víctimas y heridos, indicó el ente del transporte público.

En conferencia de prensa, el primer ministro, Charles Michel, pidió "tranquilidad y solidaridad a la población". "Temíamos un atentado terrorista y sucedió", dijo. Los atentados, "ciegos, violentos y cobardes" dejaron "muchos muertos, muchos heridos de gravedad", agregó.