Hace unos años, Kim Kardashian recurrió a la cirugía para tener los labios más voluptuosos.

Sin embargo, al ser captada este martes en la mañana saliendo del gimnasio los labios de la socialité estaban más hinchados.

La esposa de Kanye West estaba totalmente sin maquillaje y ocultaba sus ojos con un par de gafas oscuras.

La boca de Kim lucía más hinchada hoy de cuando fue vista saliendo el salón de belleza Epione, en Beverly Hills.