El Wolfsburgo enfrentó este miércoles a un confiado Real Madrid y dio la gran sorpresa de la ida de los cuartos de final de la Champions League derrotándole con un contundente 2-0.

Este resultado pone en serios aprietos a los de Chamartín, que el próximo martes reciben a los alemanes en la vuelta en el Santiago Bernabéu.

Un planteamiento estéril y carente de reacción, muy distante del presentado el pasado sábado en el "Clásico" frente al Barcelona, fue la característica de un Real Madrid que nunca encontró su juego en el Volkswagen-Arena.

El equipo blanco se encontró con un estadio volcado para apoyar a su equipo y remó contracorriente desde el inicio del partido. El marcador se abrió para los teutones al minuto 17, con un gol del defensa suizo, Ricardo Rodríguez, desde el punto penal, tras una falta de Casemiro.

Apenas 8 minutos más tarde, Maximilian Arnold alargó la sorpresa y puso el 2-0 final tras adelantarse a una dubitativa defensa madridista.

El 2-0 deja en una muy buena posición al Wolfsburgo, ya que los blancos solo tienen una probabilidad de 17 por ciento de remontar el marcador, de acuerdo con una estadística de @2010MisterChip.