Mientras el portero titular del club Chapecoense no logró salvar la vida tras el accidente aéreo en el que la mayoría de los integrantes del equipo brasileño perdió la vida, el arquero suplente Jackson Folman logró sobrevivir pero vive una pesadilla.

Y es que según la prensa sudamericana, las autoridades colombianas confirmaron que el guardameta perdió las dos piernas y se mantiene en estado crítico después de que la aeronave en la que viajaban rumbo a Medellín, se estrelló con 81 pasajeros abordo, solo cinco sobreviven.

El portero Jackson Folman es uno de los pasajeros que viajaba en el vuelo que se estrelló antes de llegar a Medellín.

Twitter

Foto:

El guardameta de tan solo 24 años fue uno de los sobrevivientes de una de las tragedias más grandes a nivel deportivo. El Chapecoense viajó a Colombia, donde disputaría este miércoles la final de ida de la Copa Sudamericana.

Las autoridades colombianas informaron que el joven formado en Gremio de Porto Alegre tuvo que ser intervenido y le amputaron ambas piernas debido a las terribles heridas que sufrió durante el percance y se encuentra grave.

El portero Jackson Folman es uno de los pasajeros que viajaba en el vuelo que se estrelló antes de llegar a Medellín.

AFP

Foto:

Los jugadores del Chapecoense se encontraban en Sao Paulo después de haber disputado el fin de semana su partido del Brasileirao contra el Palmeiras y esperaban viajar directo a Medellín por medio de la compañía aérea Lamia, pero el vuelo no fue autorizado debido a acuerdos internacionales vigentes que exigían, en este caso, que la compañía responsable del traslado fuera brasileña o colombiana.

Cientos de personalidades del deporte y clubes de futbol han expresado sus condolencias por la tragedia, incluso el Atlético Nacional, rival del Chapecoense en la final, pidió a la Conmebol que se declare campeón de la Copa Sudamericana al club brasileño.