Análisis. Probamos el Samsung Galaxy S6 Edge

Análisis. Probamos el Samsung Galaxy S6 Edge
Por: Publinews

La mayoría tenemos teléfonos inteligentes por utilidad y preferencia de una marca favorita. Es muy poco probable que si presentamos el mejor smartphone del mundo pero de un productor desconocido, simplemente lo compres, y no tiene nada de malo, pero nuestra decisión ya está hecha al momento de comprar uno y para muchos, es Samsung, por más de un buen motivo.

El Samsung S6 Edge Plus ha sido uno de los móviles más esperados del este año, y no es para menos. Poco a poco las curvas y formas naturales van siendo tendencia en la manera en la que visualizamos el contenido. Primero fueron las televisiones curvas, y ahora ¿por qué no los móviles?

Diseño

Es imposible tener el dispositivo en la mano y no compararlo con el iPhone 6 Plus, una verdadera pelea de titanes en phablets. Primero, el diseño ha sido mejor trabajado en Samsung, ofreciendo más diagonal de pantalla en un dispositivo más pequeño. Tomaron el riesgo muy en serio y tenemos un terminal que podemos llamar sin miedo a equivocarnos; “de punta”.

El único contra es que da la sensación de ser más sensible físicamente a las temibles caídas y es que, si con un móvil regular ya te preocupas si se cae desde la mesa de centro, con una pantalla más grande es probable que termine igual o peor. Esperamos que la pantalla con Gorilla Glass 4 aguante con todo.

Pantalla

Tenemos una pantalla con resolución 1440 x 2560 pixeles, lo más cerca a 2K en móviles, con  Super Amoled y 16 millones de colores, todo muy bien logrado.

Reconocimiento de huellas

Destacamos la mejora en el reconocimiento de huellas dactilares. Recordemos que el pionero fue Apple y sus sistema de identificación es veloz y preciso. Samsung se pone al día en este tema y arremete con un lector mejor logrado, falla en precisión de vez en cuando, algo que seguro mejorará con el tiempo.

Rendimiento

Hacemos una parada en esta revisión para apreciar el trabajo que Samsung hizo con el procesador. La etapa de S6 ha sorprendido por que la marca se esforzó por no descuidar ningún aspecto que llegara a comprometer el rendimiento. En casos anteriores todo iba bien pero era el procesador de video o la memoria interna el pelo en la sopa. Ahora tenemos un procesador Exynos 7420 de 8 núcleos de 64 bits, 4 x Cortex-A53 a 1.5GHz + 4 x Cortex-A57 a 2.1GHz y un procesador de gráficos (GPU) Mali-T760.

Un sistema de 64 bits nos abre el mundo, y a los desarrolladores, para hacer y experimentar aplicaciones robustas y con mejor fluidez y visualización, el GPU también mejora y el octa-core completa el equipo. En otras palabras, más entendibles, no tendrías que tener ningún problema para correr aplicaciones en multiventana, una de las razones más importantes por las que los usuarios prefieren las phablets.

Cámara

Un tema importantísimo que no podemos dejar de lado, y de nuevo la comparación, es la cámara. Bien por Samsung que no cayó en la carrera “loca” de ver quién subía más los megapíxeles y se queda con una cámara de 16 MP pero con mucho mejor calidad. 

Mencionábamos el tema de la comparación porque Apple, en nuestra experiencia, se queda con el título a mejor cámara en calidad y estabilidad. Samsung mejora en color y resolución pero admitimos que tiene como reto con el siguiente modelo avanzar en ese aspecto de “dejar que las fotos parezcan de celular”.

Lo mejor de la cámara es el modo HDR. Es un verdadero gusto utilizar esta función, muy bien lograda. Las imágenes se procesan con rapidez, gracias al procesador que mencionamos y el resultado es considerablemente mejor.

Nuestras conclusiones

Lo mejor de la experiencia con el S6 Edge Plus es el diseño, es inevitable pasar por alto los acabados que llenan de presencia a un smartphone potente y elegante a la vez. Las mejoras en el procesador se agredecen en sobremanera para cualquier usuario y se espera que sean la base para los siguientes modelos. En conjunto, diríamos que el móvil enmarca un preciso concepto de smartphone de última generación sin dejar duda de ello.

Loading...
Revisa el siguiente artículo