VIDEO. ¿Cómo ayudar a un ser querido con Trastorno Límite de Personalidad?

Para ayudar a tu familiar o amigo, primero debes conocer cuáles son los síntomas de los pacientes que sufren del Trastorno Límite de Personalidad.
Trastorno límite de la personalidad

El Trastorno Límite de la Personalidad es un trastorno de la salud mental. Este impacta la forma en que piensas y sientes acerca de ti mismo y de los demás. Incluso, puede causar problemas para insertarte normalmente en la vida cotidiana.

Algunos de los síntomas son problemas de autoimagen, dificultad para manejar las emociones y el comportamiento, y un patrón de relaciones inestables.

El trastorno límite, presenta grandes dificultades a la hora de su tratamiento. En una charla en Nueva Mujer con dos psicólogas y una paciente, ayudan a deshilar algunos puntos.

El Trastorno Límite de la Personalidad (TLP), es una patología que encierra muchos misterios psiquiátricos.

Aparentemente, la sintomatología se caracteriza por pacientes que presentan una personalidad inestable, con problemas de adaptación en el entorno familiar, social, laboral, dificultades para mantener vínculos y autodestrucción.

Según Previ (Unidad de Trastornos de Personalidad), El TLP, se divide en tres bloques.

  • En primer lugar, está el grupo A, donde el cuadro es de una personalidad esquizoide o paranoide.
  • En segundo lugar, el grupo B, que es el más común, donde los síntomas son el narcisimo, la conducta antisocial, Límite (borderline), histriónico y narcisista.
  • El tercer grupo lo comprenden aquellos individuos con comportamientos evasivos, dependientes, u obsesivos compulsivos.

Problemas de autoimagen

La web médica, Trastorno Límite de la Personalidad, detalla que se estima que un 1,6 de la población tiene TLP, aunque pueden llegar al 5,9. Casi un 75% son mujeres.

El tratamiento y la medicación son complicados, porque además de ser complicada de diagnosticar, la personalidad de los individuos es complicada para sus psicólogos o psiquiatras.

“En general son trastornos que tienen mucho que ver con la impulsividad, el estado de ánimo, la inestabilidad, los estados de ánimo y los problemas autoimagen”, asevera Silvana Weckesser(M.N 11370), psicóloga clínica, docente universitaria, con maestría en Psicología.

La psicóloga, agrega que  en toda patología mental hay “variantes de color” y que pese a que hay características comunes, “cada persona es individual, tiene una vida diferente, una historia diferente, una familia diferente y eso lo lleva a tener situaciones distintas”.

“El grado de la característica va variando en torno a la persona, claramente”, expone.

Historia de paciente con Trastorno Límite de la Personalidad

MaryCarmen es una mujer chilena de 26 años, fue diagnosticada con TLP en 2018.

La joven devela que proviene de un entorno familiar disfuncional, y tiene familia con antecedentes psiquiátricos.

“Somos tres hermanas de diferentes padres y con mi padrastro siempre tuve problemas. Cuando era pequeña todos se pusieron de acuerdo en mi casa para hacerme creer que mi padrastro era mis padres. A los 6 años en una de mis rabietas mi mamá me dijo ‘tu papá no es tu papá, es el papá de tu hermana, tu papá se murió””, confiesa.

MaryCarmen, que en los primeros diagnósticos le aseguraron que tenía depresión experimentó especialmente durante su adolescencia compulsión sexual, tendencia a recurrir al alcohol a las drogas y demostraba una personalidad “impulsiva y no pensaba las cosas antes de hacerlas” pero se lo achacaban a su edad.

Asimismo, asegura que es una persona dependiente emocional y que “su estado de ánimo” depende de la gente que quiere.

Inestabilidad emocional

“En el trastorno límite de personalidad o también conocidos como borderline,  el paciente presenta una dificultad en la estabilidad de su mundo emocional[…] Nosotros pensamos en el borderline como una detención del desarrollo- a partir de traumas tempranos. Un desarrollo saludable queda, entonces, detenido en un modo de funcionamiento más primitivo. La consecuencia que es que va a tener dificultades en saber quién es él (autorepresentación) y también va a lidiar con gran fluctuación respecto de la autovaloración. Entonces pasa de sentirse mil a sentirse totalmente imperfecto”, especifica la psicóloga María Paula Mayorga(M.N 17820), coordinadora del Equipo de Psicoterapia y Asistencia de Crisis, especialista en psicoanálisis y docente de posgrados.

Los problemas cotidianos, pueden ser un obstáculo en un paciente con borderline.

MaryCarmen, asegura que antes de empezar su tratamiento, despistes comunes como olvidar las llaves o “perder el auto con el que iba al trabajo”, hacían que se sintiese como “lo peor del mundo, y que era estúpida”.

“Es todo negro y aunque uno sienta que quizás pueden haber otras cosas uno no puede dejar lo que siente aunque quiera”, expone.

Ya no querer vivir

La paciente, trató de suicidarse en 2018 porque “pasaba por un momento con mucho estrés” y actualmente administra una página en Instagram @diario_de_una_borderline donde contacta y contiene a personas con TLP.

Yo estaba mal y quería estar mal“, asegura y especificaba que cuando estuviese lista saldría adelante.

“La tendencia punitiva, la posibilidad de lastimarse, de la autolesión, los intentos de suicidio están presentes”, añade Weckesser, pero insiste que no “en todo el mundo”.

Esto, puede provocar que estas personas tengan una baja calidad de vida.

“Están luchando con sus demonios, es como si tuvieran una sensibilidad extrema porque hay algunos poros que no han cerrado, hablando metafóricamente”, señala Mayorga.

¿Qué trabajar en la terapia?

La sensibilidad y necesitad de aceptación externa de los pacientes de borderline es otro punto en el que se debe trabajar en la terapia.

“Son personas sumamente sensibles. A sentirse seguro, a sentirse cuidado, a sentirse estimado. Dependen de una figura externa, de un mundo que le suministre estima a partir del reconocimiento, que le de seguridad. No logró tener esas necesidades emocionales básicas cubiertas […]Tienen una dimensión de niño intacta, desde donde captan al mundo”, manifiesta Mayorga.

Esto es corroborado por MaryCarmen quien asegura que “peleas con la pareja es el fin del mundo”.

“En una discusión que te digan ‘hablamos después es como ‘no puedo hablar después, necesito hablar ahora, ya, no te vayas no me dejes solo””, describe.

Es posible controlar el trastorno

Pese a que es un trastorno que acompaña durante toda la vida, la intensidad de los síntomas, van menguando conforme pasa la edad, y junto con la correcta medicación y terapia profesional, propician que el paciente pueda llevar una existencia normal.

“En el  tratamiento  es importante conocer y discriminar paulatinamente las emociones, ir ligándolas a la historia, e ir también reconociendo desde dónde interpreta todo. Esto puede sanear sus vínculos. El terapeuta va también trabajando cómo podría regular esos aspectos pero primero pasa por aceptarse y por aceptar que algo de lo que me pasa no tiene que ver con el mundo, sino conmigo mismo”, desarrolla Mayorga.

La psicóloga, puntualiza que es “importantísimo aumentar su capacidad de autoreflexión”.

Equilibrio

En la actualidad, MaryCarmen, que ha pasado por varias medicaciones, cuenta que sabe asesorarse mejor psicológicamente y que pese a que sigue teniendo episodios ciclotímicos, ha aprendido a saber que provienen de su patología y eso la ayuda a mantenerse en equilibrio.

Weckesser, aclara “que no por que uno no tenga límites va a ser un trastorno límite”.

“Uno no puede forzar una patología ni para delante ni para detrás, la tiene que tratar[…] El verdadero mensaje es que sí funcionan, sí se pueden trabajar, en los tratamientos se necesitan contención sobre todo psicoterapias que sostengan al paciente, que estén atentos, que uno llame y esté, que pueda acompañar, salirse un poco del terapeuta ortodoxo.[…] Son pacientes que necesitan mucho de uno”, detalla Weckesser.

Independientemente del TLP, la OMS demostró su preocupación, por la salud mental durante la pandemia. El confinamiento y la crisis han provocado que aumente el malestar de las personas con patologías o que surjan nuevos trastornos.

*Con información de Nueva Mujer

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.