Rituales sexuales para recibir este 2020

Impone tus metas sexuales, energiza tu cuerpo para encuentros explosivos y conecta más que nunca con tu pareja con estos ritos. 

Por Ivonne Gordillo

Cada inicio de año es una buena oportunidad para fijarte nuevos retos, vivir nuevas aventuras y explorar experiencias nuevas, explosivas y placenteras.

La sexóloga Juliet Allen preparó un capítulo de “ceremonias” que puedes realizar para tener un 2020 no solo muy placentero, sino con una mayor conexión con tu cuerpo, tus gustos, tus límites y por supuesto con tu pareja.

  • Prepara tu intimidad

En muchas creencias la limpieza es un ritual infaltable al recibir un nuevo año, ya que aseguran que las energías fluyen mucho mejor. Limpia tu habitación, adécuala para un ambiente provocador. Además del orden puedes agregar esencias naturales que despierten los deseos sexuales.

Para la sexóloga Lorena Berdún, las esencias que mejoran la libido y estimulan el deseo son canela, jengibre y Ylang Ylang. Sin embargo, tu imaginación y olores favoritos serán suficientes para estimular el deseo, añade.

Curiosidades sobre el sexo confirmadas por la Ciencia

¿El semen fue utilizado como tinta invisible en la Segunda Guerra Mundial? ¿Cuántas calorías queman en un encuentro sexual? Conoce lo que dice la ciencia, de estas curiosidades del sexo.

Preparar tu intimidad también se puede relacionar con tu cuerpo. Limpia tu cuerpo, especialmente después de los excesos de las fiestas de fin de año, de esta forma estará más enérgico para el encuentro sexual que tienes en la mente.

  • Tus metas sexuales

Es importante que así como te fijas algunas metas para cada año, tengas en mente qué tipo de sexo quieres tener, ya sea si estás en una relación o con tu pareja. Escribe en un cuaderno qué esperar experimentar y tal cómo si fuera un plan, establece la planificación.

Rituales sexuales Shutter

 

  • Un rito sexual de contacto visual

Reconocerte y reconocer a tu pareja con esta técnica es algo que quizá no habías experimentado y que aumentará la conexión entre ambos.

La práctica conocida como “Eye Gazing” implica ver “realmente” al otro para advertir esos pequeños o grandes detalles que quizá no habías visto. Más allá del contacto visual, Eye Gazing permite perder el ego para encontrar tu verdadero yo y el de tu pareja. Verás que aparecerán emociones con esta práctica.

Para esto, los expertos recomiendan sentarse uno frente al otro (o frente al espejo si lo haces contigo mismo) por lo menos por 10 minutos. Cierra tus ojos antes de empezar y tras una respiración profunda ábrelos y mira los ojos de la persona que está al frente tuyo. Deja que los músculos de tu cara reaccionen de manera natural a lo que ve y siente. No está permitido hablar.

Cinco preguntas megaincómodas sobre sexo respondidas por una experta

Hay reacciones del cuerpo que pueden hacernos pasar una vergüenza, pero no nos atrevemos a saber qué pasa y solo evitamos la práctica, por placentera que resulte.

  • “Tiempo de dar y recibir” ¡Todo el año!

Este ritual sexual es algo que toda pareja debe hacer para conocer sus reacciones y límites. Lo que propone la experta es que por 10 minutos cada uno tome un rol “de dar o recibir caricias”.
El que reciba, que luego tendrá su turno para dar, puede ir guiando a su pareja sobre dónde tocarlo. Empiecen por el rostro y cabeza, cuello, pecho, estómago. No es necesario que lleguen a los genitales, más bien exploren esas zonas erógenas del músculo más grande del cuerpo: la piel.

Luego de haber cumplido ambos roles, es importante que dialoguen sobre qué les gustó más, cómo implementarlo y sobre todo, explotarlo en cada encuentro sexual.

Rituales sexuales Shutter
  • Besos que hacen vibrar

¿Estás realmente consciente de todo lo que eres capaz de sentir y hacer sentir a tu pareja a través de un beso? ¿Recuerdas cómo empezó tu relación? ¿Seguramente con un beso, apasionado, furtivo, escondido, pero con esa unión de labios que no tiene comparación?

Aunque ustedes serán los que fijen los términos, intenta por al menos 10 minutos no hacer nada más que besarse. Intenta enfocar tus sentidos en lo que eres capaz de sentir a través de ese contacto; sobre todo, qué tanto aumenta tu nivel de excitación sexual sin penetración u otra estimulación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo