Estudio demuestra las áreas del cerebro que afecta en los niños el uso del dispositivos

El uso de tabletas o teléfonos afecta el cerebro de los niños disminuyendo sus capacidades para nombrar objetos y otras áreas.

Por Ivonne Gordillo

Empleando tecnología sofisticada para el análisis de imágenes se estudió el cerebro de 47 niños, de entre tres y cinco años, tenían acceso a dispositivos inteligentes.

Las imágenes mostraron que los menores que jugaban más tiempo con estos aparatos tienen una estructuración menor de la materia blanca del cerebro, en específico, en las áreas del lenguaje.

Esta disminución afecta de manera negativa la alfabetización, la capacidad de nombrar objetos, el lenguaje expresivo y el proceso que participa en el control y autorregulación del ser humano.

“Los hallazgos de estos efectos pueden alertar a los responsables de menores a limitar un uso saludable”, mencionó al medio Cincinnati.com el autor del estudio y director del Centro para el Descubrimiento de la Lectura y la Alfabetización del Hospital de Niños de Cincinnati, John Hutton.

Hutton agregó que los medios con pantallas prevalecen cada vez más en los hogares, las guarderías y las escuelas.

via GIPHY

El referido director del Hospital de Niños ya ha efectuado algunos trabajos en los que demuestra las consecuencias negativas de las pantallas, entre ellos, el corto plazo de atención en los niños en etapa preescolar.

Sin embargo, otros estudios también sostienen que el uso de celulares en menores demora la aparición del lenguaje expresivo.

De acuerdo con el autor del estudio, aún es prematuro indicar que la exposición a pantallas tenga riesgos a largo plazo para el desarrollo neuronal.

¡Confirmado! La clave de la felicidad es trabajar desde tu casa en pijama

El trabajo en casa es una opción que cada vez más resulta "algo necesario" en esta vida caótica que llevamos.

La muestra

El estudio se compuso con el análisis de 27 niñas y 20 niños, de entre tres y cinco años, que estaban acompañados por sus padres. Fueron expuestos a análisis y resonancias magnéticas.

Cuanto mayor tiempo pasaba el menor con una pantalla, menor resultaba el nivel de su lenguaje expresivo, la capacidad para nombrar objetivos y las aptitudes emergentes para una futura alfabetización.

Regulaciones

Aunque este estudio podría modificar las recomendaciones de asociaciones de la salud a nivel mundial, por el momento se aconseja que los menores de 18 meses de edad no tengan ninguna exposición con pantallas, a excepción de videollamadas.

Mientras que desde los 18 meses hasta los cinco años, las recomendaciones calculan un tiempo de exposición a pantallas no mayor a una hora diaria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo