Niños que van a la guardería se comportan mejor que los criados por sus padres

El estudio puede servir para apoyar la guardería para niños pequeños, que les da la oportunidad de beneficiarse de la estimulación cognitiva en grupo

Por Miguel Velázquez

De acuerdo con un nuevo estudio, los niños que son llevados a una guardería tienen más probabilidades de tener un mejor comportamiento y habilidades sociales que aquellos que fueron criados por sus padres o abuelos.

Los resultados sugieren que los niños bajo cuidado de los profesionales tienen menos probabilidades de tener relaciones complicadas con sus compañeros, especialmente si la asistencia a la guardería dura más de un año. Además, puede beneficiar el lenguaje y las habilidades de pensamiento.

Para obtener más información, Publinews Internacional habló con María Melchior, investigadora del Instituto Francés de Salud e Investigación Médica y autora principal del estudio.

  • Háblenos sobre el proceso de investigación

Este estudio se basa en un seguimiento longitudinal de aproximadamente mil 400 niños que están siendo estudiados desde el embarazo de su madre. Cuando el niño tenía 2 meses, 8 meses, 1.2 y 3.5 años, las madres informaron sobre quién cuidaba a su hijo. Cuando el niño tenía 3.5, 5.5 y 8 años, su madre indicó si el niño tenía signos de ansiedad, hiperactividad, falta de atención, dificultades en las relaciones con otros niños y empatía hacia los demás.

  • ¿Qué pasa con los resultados?

Pudimos comparar tres grupos de niños: aquellos que fueron atendidos por su madre, por una niñera o en una guardería antes de ingresar al preescolar a los 3 años. Descubrimos niveles mucho más bajos de ansiedad y dificultades con otros niños, así como niveles más altos de empatía entre los niños que asistieron a la guardería en comparación con los que se quedaron en casa o fueron atendidos por un cuidador de niños.

  • ¿Cuáles podrían ser las aplicaciones de su investigación?

Apoyar la guardería para niños pequeños, dándoles la oportunidad de beneficiarse de la estimulación cognitiva en un contexto grupal, que es propicio para mejorar la autoestima y aprender habilidades de resolución de conflictos.

  • ¿Qué sigue?

Verificar que observamos un mejor desarrollo entre los niños que asisten a la guardería en otras muestras más grandes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo